PLAY-OFF 2016 EQUIPO Y AFICIÓN

Barakaldo-LLeida-PLAY-OFF-9
Quintanilla, Galder, Iker Hernández, Albisua, Elguezabal y Alejandro (de pie). Alain Arroyo, Aythami, Armiche, Izquier y Pomares (agachados). El once de la vuelta de 1/4 playoff 2016 frente al Lleida Esportiu.
Parece que hay consenso grande en que ese Barakaldo fue el mejor de los últimos años, sin duda el mejor que ha visto el Nuevo Lasesarre. Los números le avalan. Normalmente 80 puntos son más que suficientes para campeonar pero enfrente había un gran rival, el Castilla de Llorente, Mariano, Reguilón y Mayoral que sumó el mismo puntaje saliendo campeón. Fue grande la decepción de verte en primera posición durante muchas semanas y perderla en la jornada 38  en Gobela cuando realmente dependías de tí mismo para jugarte el ascenso en una única eliminatoria. Así, el subcampeonato entrando en la fase de ascenso como segundo de grupo desinfló un poco el ambiente que por otro lado estaba altísimo. Pero daba igual, sumaban ya siete temporadas sin promociones a Segunda A y la gente volvió a ilusionarse. Lleida Esportiu esperaba.
IDA. CAMPS DE SPORTS (LLEIDA)
Y como segundo clasificado tocaba el primer partido de 1/4 de final a domicilio contra un cuarto. Tocó el del grupo III, Lleida Esportiu. En una semana se organizaron buses y trescientos gualdinegros se dispusieron a viajar con el equipo. Era el tercer viaje de playoff a Catalunya para la afición tras Sabadell 98 y Girona 08.
Lo primero que se hizo al bajar de los autobuses en el parking del Estadio a primera hora de la mañana es ir a saludar a la expedición gualdinegra con el míster y jugadores a la cabeza. Dar apoyo y ánimos para tal importante encuentro. La comunión plantilla/hinchada era total.
Tuvieron bastante suerte puesto que ese sábado 21 de Mayo de 2016 se celebraba en la capital ilerdense la “APLEC DEL CARAGOL”, popular feria gastronómica en torno al caracol, con un despliegue de alegría por las calles que ayudó y mucho a la confraternización de las hinchadas, cosa que duraría toda la eliminatoria.
Así que, después de estar con el equipo unos minutos, la mayoría fueron a cruzar la ciudad camino del recinto ferial. Por toda la ciudad se vieron mezclados a seguidores de ambas escuadras en perfecta armonía maravillosamente retratadas en la web de EL CORREO
La hora fijada para el partido era las 6 y media de la tarde y una hora antes la hinchada ocupaba ya su zona ofreciendo un gran espectáculo gualdinegro.  7.500 espectadores en los Camps de Sports de Lleida.
aficion-barakal(14)

images

El Barakaldo C.F. salió con Alejandro en portería. Una linea de cinco formada por Aythami e Izquier en los laterales junto con Pomares, Elguezabal y Quintanilla en la zona central. Cusi y Albisua cerraban en el centro del campo que se completaba con Armiche y Galder Cerrajería. La punta de ataque quedaba para Yurrebaso. Un sistema a priori conservador comparado con lo visto durante la temporada, aún así el margen de confianza para con los planteamientos del metódico y analítico míster David Movilla era amplísimo. De hecho cambiaría bastante en el segundo tiempo, ya por detrás en el marcador, dando entrada a los atacantes Alain Arroyo, Iker Hernández y David Martín sustituyendo a Armiche, Albisua y Yurrebaso.
Todos son jugadores que quedarán en la retina del aficionado fabril tanto por su calidad demostrada a lo largo de aquella gran temporada como de su comunión con la grada. Muchos de ellos saborearán en los años sucesivos la segunda División A, lástima que no sea vistiendo la elástica gualdinegra.

 

movillaE3El mismo David Movilla declaraba al término del partido “Una genialidad de Julen Colinas ha decidido porque el partido estaba orientado al 0-0. No ha habido ocasiones para que nos hicieran gol y se puso la eliminatoria como ellos querían, ya con espacios y nosotros teniendo la iniciativa, sus contras tenían peligro” para añadir  “Tuvimos fases de buen juego, quizás nos faltó ser más determinantes en las acciones a balón parado, que tuvimos muchas, pero ha condicionado su gol porque el partido lo tuvimos bastante controlado”. Lamentando que, con el 0-0, los espacios hubieran “aparecido solos”, con lo que el gol de Colinas obligó a “asumir riesgos, lo que generó alguna incertidumbre”.
Y es que efectivamente el partido empezó siendo del Lleida, aunque no dispuso muchas ocasiones. Marc Martinez fue el primero en disparar a puerta pero el meta gualdinegro atajó sin problemas. El Barakaldo ahogaba el juego del Lleida pero ofensivamente vivía de las jugadas a balón parado, una gran cantidad ya que el colegiado balear, con buen criterio, se mostró riguroso y empezó señalando muchas faltas a los azules. El Lleida intentaba hacer su juego pero tenía dificultad. Pero llegó el gol como agua de mayo para el cuadro local: Manu toca el balón alto al hueco y Colinas se gira magníficamente para dejar atrás al defensor y enganchar una volea desde la frontal imposible para Alejandro (35′).

4_dsc2248-300x189

 La afición local se creció y el Lleida también, en la siguiente jugada Vega quedó solo en el área pero no acertó al controlar el balón. El partido se aserenó y se llegó al final de la primera parte.
Ya en la segunda, el guión fue similar. 82% de la posesión para el Barakaldo en los primeros 15 minutos que no le sirvieron para empatar. La más clara fue una media vuelta de Yurrebaso dentro del área a los 11 minutos que se perdió por la línea de fondo. Además a siete minutos del reinicio vio cómo Pomares estuvo a punto de ver la segunda amarilla y, por lo tanto, la expulsión, sin que el colegiado balear Iván González González confirmase finalmente la sanción.
descargaPoco a poco el cuadro ilerdense fue recuperando el control y los de Imanol Idiakez tuvieron las ocasiones más claras. Un par de disparos después de rechazos de Marc Martínez, sumados a un disparo de el ex-gualdinegro Urko Arroyo (en la imagen pugnado con Galder y abajo con su primo Alain) y otro de Colinas, bien atajados por Alejandro, impedieron que los azules cogieran más ventaja. Al final 1-0  y la semana siguiente, un domingo 29 de Mayo a las 20:00 en Lasesarre, se conocería el desenlace de ésta eliminatoria.

 

VUELTA EN LASESARRE
CjE7e0GWEAAMYZb
Toda la semana anterior a la fecha las peñas se dedicaron a preparar el envite como la ocasión lo merecía, si bien es cierto que los preparativos se venían fraguando meses antes.
Desde el Club se vino organizando una superrifa con el fin de recaudar dinero para que lo dispusieran en play-off. Desde la agrupación Baraka hintxak 1917 se fabricaron banderas y pancartas para la ocasión y desde el Colectivo Gualdinegro se montó un tiffo con 400 metros de plástico en tiras traído desde Polonia que con el sistema de poleas adecuado se izó a la salida del equipo formando su lema SOLO BARAKA.images La intrahistoria de éste tiffo es que el ingeniero jefe del invento (la única persona que sabía lo que se estaba intentando hacer) se encontraba trabajando en Sudáfrica y retornaba esa misma semana. Estuvieron pendientes de las fechas el último tramo de liga al estar disputándose el primer puesto.
El punto fuerte de la previa lo protagonizó la kalejira organizada por Indar Horibeltz, Baraka Sur Taldea y Bultza Taldea junto con la afición del Lleida. Partiendo del lugar de encuentro habitual, el Bar Txokoa de Lasesarre, se congregaron las hinchadas de ambas escuadras. Una vez más, como ya sucedió en la ida, la unión de ambas aficiones hizo de ese día otra fiesta del fútbol.
Tenéis aquí el vídeo a la bajada al campo y una buena selección de imágenes gracias de nuevo a la web de El Correo.

A1-52585567.JPG

El precio para los abonados de la tribuna sur fue de 6 euros; el de la tribuna este, de 10, y el de la oeste, de 12. los niños (menores de 14 años) gratis. En el caso del público, las gradas sur y norte costaron 10 euros; la este, 15 y la oeste, 20. Los niños pagaron 5 euros.
Llegada la hora fijada para la posible remontada el Barakaldo C.F. parte con Alejandro en portería, repitiendo laterales con Aythami e Izquier, pareja de centrales Elguezabal y Pomares con Quintanilla ésta vez en el medio centro con Albisua además de Galder Cerrajería y Armiche. Alain Arroyo e Iker Hernández en ataque. Salieron tras el descanso David Martín 52′, Ito 65′ y Cusi 74′ por Elguezabal, Iker Hernández y Albisua.
Ésta vez, jugando en casa y con la obligación de marcar para pasar eliminatoria, Movilla apostó por una alineación a la vista más ofensiva y dio resultado con un Baraka volcado……..La primera parte fue de dominio avasallador del Barakaldo, creando  bastante peligro sobre todo con balones colgados al área. En ese acoso pudo igualar la eliminatoria en el minuto 26 con un discutido penalti de Albistegui sobre Alain que lanzó Cerrajería y detuvo el portero visitante.
Barakaldo-LLeida-PLAY-OFF-27A partir de aquí el cuadro fabril siguió porfiando la portería del ilerdense Crespo mientras que el Lleida, que no hizo ningún remate a puerta, tampoco pasó excesivos agobios.
El inicio de la segunda mitad fue decisivo, ya que enseguida una pérdida de balón de los gualdinegros la aprovechó Diego Suárez que habilitó a Julen Colinas dentro del área y este fusiló al guardameta Alejandro.
Desde este momento el Barakaldo acusó el golpe y los cambios realizados por Movilla no surtieron efecto y mucho menos, cuando en el minuto 66 Quintanilla fue expulsado con roja directa por agresión a Julen Colinas. La eliminatoria se ponía en franquía para el conjunto de Imanol Idiakez y demasiado cuesta arriba para el Baraka.descarga (1)
Con el pase prácticamente sentenciado para el Lleida, el Barakaldo se lanzó a un precipitado ataque buscando la portería de Crespo, aunque solo un remate de Cerrajería a la salida de un córner hizo intervenir al meta azul, que no pudo detener, ya en la recta final, un testarazo de Aythami a la salida de un córner.
Vuelta de 1/4 de final- Lasesarre. Barakaldo CF Lleida Esportiu (1-1) Partido completo

MIKEL AGIRREGOMEZKORTA: Cocinero y fraile en Lasesarre.

Mikel Aguirregomezkorta HistoricoBarakaldoCF
Mikel Agirregomezkorta con el Barakaldo C.F. en Riazor 1997
Tarde de inicio de verano. El calor aprieta inclemente e invita a la charla sosegada al resguardo de ese sol al que, con seguridad, nuestro protagonista habrá tenido que soportar con aún mayor rigor en la tierra manchega en la que se hizo mayor como futbolista. A primera vista nuestro interlocutor se conserva de maravilla: físicamente Mikel Agirregomezkorta no dista mucho de aquel chaval que, procedente del Leioa, aterrizó en Lasesarre hace 22 años. Más de dos décadas en las que ha tenido la oportunidad de jugar play-offs con el Barakaldo, fichar por el Athletic, llegar a primera con el Albacete y ser el titular del banquillo gualdinegro: ahí es nada. La conversación, sin duda, promete.

Mikel, tú llegas al Barakaldo en la temporada 95-96 procedente del Leioa, con 21 años recién cumplidos. Una temporada en la que no tuviste demasiadas oportunidades.
Sí, estuve dos años en el primer equipo del Leioa, en Primera Regional, y vengo al Barakaldo de la mano de Juanjo Benito, que entonces trabajaba para el club. La temporada comenzó con Felipe Mintegi como entrenador, al que destituyen en la 12ª jornada y que es sustituido por Koldo Agirre y, sí, la verdad es que no tuve demasiadas oportunidades. El salto de cuatro categorías fue grande y, además, pasé de jugar de media punta a hacerlo en la banda izquierda. Creo que podía haber jugado más, pero viniendo de Primera Regional y jugando en un puesto que no era el mío, tampoco me podía quejar.

¿Cómo valoras ese primer año en el Barakaldo?
Fue un año que me sirvió de mucho, pese a que solo jugué 14 partidos y no conseguí anotar ningún gol. Verme en fútbol semi-profesional y con un equipazo en el que destacaban jugadores como Ibarrondo, Fuentes, Peña, Camacho o Sarriugarte, que empezó con nosotros pero se fue a la Gramanet. La verdad es que terminé la temporada contento. No obstante, solo conseguimos ser séptimos al final de temporada.

La temporada siguiente ya fue otra cosa para ti…
Sí. Comenzó la temporada Koldo Agirre en el banquillo, con el que casi no tuve oportunidades, pero tras una derrota por 3-0 en Zalla le sustituye Txiki Dueñas, que pasó a jugar con tres delanteros y confió en mí. Jugábamos Moska, Aitor Agirre y yo, con un fútbol más directo y la cosa salió fenomenal, porque entramos en el play-off y, además, terminamos la temporada muy fuertes.

Aitor Agirre, Gonzalo, Mikel HistoricoBarakaldo C.F
Aitor Agirre, Gonzalo y Mikel Agirregomezkorta juntos en el Barakaldo C.F.

Una temporada en la que se había mantenido parte del bloque de la anterior, pero que además se había reforzado con gente importante
Vinieron Kepa Zarraga, Zamarripa, Moska, Izurza o Ayarza. Tuvimos mala suerte porque el grupo que nos tocó era muy fuerte: dos históricos como Córdoba y Elche más el Depor B de la generación de los Viqueira, Deus, Maikel,… A nivel personal fue una temporada en la que jugué bastante, quizás porque frente a Koldo Agirre, que apostaba por gente más veterana, Dueñas lo hacía por más jóvenes.

Es obligado preguntarte por el partido de liga frente al Real Unión de la jornada 15 en Lasesarre…
Salí del banquillo a falta de 13 minutos para el final con 1-1 en el marcador e hice un hat-trick que nos sirvió para ganar el partido por 4-1. ¡La pena que no haya imágenes de ello! Fue increíble: balón que tocaba, balón que metía. Nos adelantamos con un gol de Zamarripa y nos empató Irazoki, que años más tarde fue compañero mío en el Albacete. Recuerdo que uno de mis goles fue desde fuera del área con la zurda, por la escuadra; los otros dos fueron de cabeza, tras centros desde la banda derecha y la izquierda. Creo que ese partido fue el que me dio el empujón definitivo para que confiaran en mí. También me acuerdo del gol que le hice al Bilbao Athletic en la 36ª jornada en una victoria por 0-1 y que nos sirvió para meternos en el play-off. La verdad es que fue un año bueno, pero la pena fue nuestro mal papel en el play-off.

Tras entrar en el play-off, ¿veíais posibilidades reales de subir o el objetivo ya estaba cumplido con haberlo logrado?
Sabíamos que era muy complicado, pero íbamos con todas las de la ley a intentar ascender. Además, todo el pueblo estaba pendiente del play-off, había banderas por la calle; no puedes ir derrotado con ese entorno. Comenzamos bien, empatando a uno en Riazor con el Depor B, pero luego sendas derrotas contra el Córdoba por 1-2 y 3-0 y un empate a dos en Lasesarre con el Depor B nos dejaron sin posibilidades. Uno de los recuerdos que tengo del play-off es el viejo Lasesarre casi lleno. Fue un pasada.

Mikel Agirregomezkorta Cordoba 1997 HistoricoBarakaldoCF
Mikel al salto frente al Córdoba C.F. Play-off 96/97

Salida de Lasesarre
Tus buenas actuaciones te sirven para fichar por el Athletic la temporada 97-98, aunque no llegas a debutar con el primer equipo.
Jugué muchos amistosos e hice pre-temporada con Luis Fernández en el banquillo, pero era muy complicado entrar en aquel gran equipo que acabó entrando en Champios League.

Sí, eres habitual con el Bilbao Athletic, con el que disputas 36 partidos y consigues 8 goles, el primero de ellos en la cuarta jornada en Lasesarre…
Sí. Fue un partido que ganamos por 3-4. Al descanso ganábamos por 0-3, con dos goles de Aitor Agirre y el mío, pero el Barakaldo nos empató con goles de Moska por partida doble y Aitor Bouzo, y en el descuento marcó Iker Begoña el gol definitivo.

Tras otra buena temporada en el filial rojiblanco llegas al Lleida la temporada 99-00, con nada menos que el barcelonista Víctor Muñoz en el banquillo.
Estuvo bien. Ya en segunda división, en fútbol profesional. Nos quedamos a solo tres puntos del ascenso a primera. También llegamos a 1/8 de final en la Copa del Rey, pero aunque jugué 24 partidos no anduve fino de cara a portería. Respecto a Víctor, la verdad es que como entrenador era igual que como jugador: nos poníamos a hacer el “fartlek” (sistema de entrenamiento consistente en hacer principalmente ejercicios de carrera, N. del A.) y nos doblaba. Su despliegue físico era increíble.

La siguiente campaña inicias tu andadura en el Albacete y, curiosamente, en la primera de ellas coincides con Axier Intxaurraga que, al igual que tú, también ha sido jugador y entrenador del Barakaldo.
Sí, él venía del Elche. Tuvimos muy buena relación. También coincidí con otros ilustres como Amunike, Javi Guerrero, Toril o Sabas. Jugué 32 partidos e hice seis goles, siendo segundo máximo goleador del equipo. La siguiente temporada fue otra cosa, por culpa de una lesión del ligamento cruzado en la quinta jornada contra el Badajoz. Había marcado de cabeza en la primera parte, pero en la segunda mitad en una jugada subí a presionar a Txutxi, central del Badajoz, se me va la rodilla y me rompo el ligamento cruzado. Estuve siete meses de baja y reaparecí en un partido en el Carlos Belmonte ante el Burgos, en el que tuve la suerte de marcar.

Y llegamos a la temporada 2002-03, la del ascenso a primera.
Esa campaña solo hice dos goles, pero siempre me recuerdan el segundo de ellos, puesto que lo conseguí en un partido que en Albacete conocen como ”el día del ascenso”. Jugábamos ante el Levante, con el que en la ida habíamos empatado a dos y al que sacábamos varios puntos, por lo que era fundamental mantener el average. Empezamos perdiendo 0-2, me sacan del banquillo y en el primer balón que toco marco de cabeza. Empatamos en el descuento, lo que nos sirvió para mantener las distancias y acabar ascendiendo.
El salto a primera división
Y por fin en primera…
…e hicimos buena campaña y nos salvamos con holgura. Para mí, que había empezado en primera regional, fue una gozada, disfruté como un enano. Recuerdo que estaba en el Bernabeu defendiendo un córner, y miraba hacia arriba para contemplar el escenario. Tenía claro que, con todo lo que me había costado llegar, había que disfrutar y así lo hice. Por si fuera poco, tuve la suerte de jugar, entre otros con Santi Denia, uno de los heroes del doblete del Atlético de Madrid, el mundialista Pablo Ibáñez o Almunia, con quien compartía habitación.

También juegas en San Mamés
Sí, lo recuerdo porque la gente me aplaudió mucho cuando salí del banquillo. Nos adelantamos por 0-1, pero a escasos minutos para el final empató Iraola.

¿Qué impone más, el Bernabeu o el Nou Camp?
¡San Mamés! Cuando el público empieza a gritar “Athletic, Athletic”, en la grada impone mucho, pero en el campo, aún mucho más.

Pones punto y final a tu carrera como futbolista en el Alicante
Me lesioné muy pronto, con una lesión de desgaste que me tuvo todo el año sin jugar. La siguiente temporada hice la pretemporada, pero con dolores, asi que llegué a un acuerdo con el club y rescindí el contrato.

Historico Barakaldo CF 1997
Los convocados del Barakaldo C.F.  en Basarte para enfrentarse al Amurrio Club 95/96

ETAPA DE ENTRENADOR

Tras dejar el fútbol como jugador, inicias tu andadura como entrenador…y nada menos que en el Barakaldo
Sí, el Barakaldo fue mi primer equipo como entrenador. Llegué a falta de ocho jornadas para sustituir a González Etxebarria, que había sido cesado tras una mala racha que metió al equipo abajo, pero conseguimos salvarnos.

Por cierto, aunque ya había debutado con el propio González Etxebarria, tú das continuidad a Jon Ander Serantes en la portería. Veías que ahí había portero…
Sí, y de hecho ahora soy su representante. Cuando llegué hablé con los dos porteros, Serantes e Igor Etxebarrieta, y les indiqué que yo iba a poner al que viera mejor en cada momento y en ese momento apuesto por Serantes sabiendo que yo también me jugaba mucho. Estuvo fenomenal, terminó muy bien la temporada y comenzó la siguiente en la misma buena línea.

Llegamos a la infausta temporada 2010-2011, que culmina con el descenso del Barakaldo a tercera.
Reconozco que pequé un poco de novato. El error que cometo ese año es no saber reinvidicarme en las altas y en las bajas, pero yo entiendo que no tengo peso para imponer mi criterio. Me dio mucha pena ese año, porque estuve 16 partidos, de los que ganamos cuatro, empatamos otros cuatro y perdimos ocho, pero el equipo no jugaba mal. Recuerdo el partido en Lasesarre ante el Logroñés, en la 16ª jornada, en el que perdimos por 1-2, pero tuvimos hasta nueve claras ocasiones de gol, tres palos,… Con 1-0, un tremendo disparo de Eneko Rubio fue repelido dos veces por el poste y al final del encuentro, incluso el público de Lasesarre nos despidió con aplausos. Para mí fue una lástima, sobre todo porque el equipo estaba unido. Habíamos hecho buenos partidos fuera de Lasesarre: en Mendizorroza, donde el Alavés nos igualó en el descuento, o en el Tartiere, donde perdimos por 2-1 también en el descuento. Era cuestión de tiempo que el equipo fuera hacia arriba, jugábamos bien y los jugadores estaban conmigo a muerte. De hecho, pese a que me cesaron, no se volvió a ganar ningún partido el resto de la temporada. Yo, hoy, estoy completamente seguro de que hubiera salvado a aquel equipo, era un equipo muy alegre, había muy buen rollo en el vestuario.

¿Qué recuerdos te llevas de tu paso por el Barakaldo?
Es un equipo que me ha marcado. Estoy superagradecido, porque me dio la oportunidad de salir de regional y, al final, fue un trampolín para mí. Es un club que te llena y, además, yo tengo familia de Barakaldo con lo que, por ese lado, también me sentía identificado. Una vez que sales de allí, siempre estás siguiendo al Barakaldo.

Además tuviste la suerte de jugar en el viejo Lasesarre.
¡Nostalgia pura y dura! Ahora te pones a pensarlo y sí, el nuevo es muy bonito, pero al final el ambiente que había en el viejo Lasesarre era especial: aquella tribuna de madera, aquel fondo lleno,… Tenía otro encanto.

Anoeta Mikel Agirregomezkorta HIstorico Barakaldo
Mikel en Anoeta siendo jugador del Barakaldo C.F.

Un artículo de EL ZURDO para HISTÓRICO BARAKALDO C.F.