DERRIBO DE LASESARRE. FEUDO DEL BARAKALDO

Unas campas bajas, surcadas de zanjas que inundaban el campo de juego con agua salada de las pleamares, sirvieron en 1919 de estadio de fútbol al Barakaldo C.F. durante 81 años. La vieja tribuna del antiguo Lasesarre se comenzó a construir en 1922 y se remodeló en el 28. Su última reconstrucción data de 1948, donde se introdujo el túnel de vestuarios para la salida de los jugadores puesto que antes salían por un costado. Se mantendría prácticamente inalterada hasta su derribo definitivo.
El 1 de Enero de 1950, en un partido contra el C.A.Osasuna, empezó a funcionar el marcador donado por la caja de ahorros municipal de Bilbao, con taquillas debajo, éstas sufragadas por el club. Poco antes en la temporada 1945-46, regala la casa OSBORNE un sencillo tanteador, cuya colocación fue en la esquina que daba a la entrada por la calle Murrieta y otro “tanteador simultaneo” se instaló en los años 50 en el fondo “La Cábila”. Éste es el tiempo también de la construcción de la cubierta de la preferencia.
Lasesarre años 60 histórico Barakaldo CF
Lasesarre a inicios de los años 60
El flamante alumbrado de Lasesarre se inauguró el 26 de Octubre de 1972 con un partido amistoso frente al Athletic club de Bilbao. Para ello, siendo Causo Presidente, se aprovecharon las torres que se desmontaron en San Mames cuando el Athletic Club modificó su sistema de alumbrado. Para la ayuda a su financiación se emitieron una partida de Bonos pro-iluminación de 500 pesetas sin interés. En 1977 fue levantado y replantado el terreno de juego y se colocaron las vallas protectoras que separan el terreno de juego de las localidades para los espectadores.
El 21 de diciembre de 1977, el Baracaldo C.F. propietario del campo y ante una penosa situación económica del club cede las instalaciones al ayuntamiento que había comprado los terrenos adyacentes. Se establece un contrato del Club con la corporación para la utilización del campo de Lasesarre por el Barakaldo, además de percibir la correspondiente compensación económica en función del valor calculado mediante tasación.
El viejo Lasesarre se cerró el 29 de octubre de 2000, con el partido liguero entre Barakaldo C.F. y C.A. Osasuna B.
El derribo del Campo de  Lasesarre, feudo y fortín del Barakaldo se inició un 22 de Febrero de 2001.
barakaldo-c-f-derribo-lasesarre-7
Foto: Barakaldodigital.com

EL CARNÉ DE SOCIO

“Un buen Barakaldés puede presumir de todo cuanto guste en su vida, pero sus presunciones nunca serán completas si no es socio del Barakaldo C.F.”

Carlos Ibañez Lopez

barakaldo-c-f-carne-de-socio

Gracias a la inestimable aportación de nuestro amigo Ricardo Zapatel recuperamos éste carné de socio de Marino Zapatel Bienzobas correspondiente al año 1927, así como sus abono de la temp. 1939.
Marino Zapatel fue tesorero del Barakaldo durante las temporadas 1930-31, 31-32 y 32-33 en la Junta Directiva en la que fue Presidente Luis Rayan.
Repitió experiencia esta vez como directivo en la junta en la que fue presidente Cipriano Abad durante las temporadas 1945-46, 46-47 y 47-48.
barakaldo-c-f-1939
Una joya para el archivo del Barakaldo
En 1948 se hicieron nuevos documentos para identidad de los socios del club. Su coste fue de 12 pesetas, incluidas las fotografías en Foto Merayo. Éste carné perteneció a Deogracias Martín. Ex-presidente del Barakaldo C.F. (1939-1942).

barakaldo-c-f-deogracias-martin

Así eran los abonos de los socios del Barakaldo C.F. en la temporada 1973/74. Ya no nos acordamos de aquel famoso..”Pasa con éste que no está picado…”

barakaldo-c-f-1973-carne

 Con cuanto orgullo conservan éste precioso carné los socios de cuna del Barakaldo C.F….

barakaldo-c-f-eneko

Estamos rodeados de amigos, Jagoba nos cede el suyo. Llegamos a la era del código de barras.

barakaldo-c-f-carne-plastico

Y el carné actual, con aroma a centenario.
barakaldo-c-f-carne-de-socio-2017
Precioso el carné del centenario del Baraldo C.F.

EL DOMINGO QUE CEDIERON LAS VALLAS

Nos encantaría volver a disfrutar de ese partido. En una conversación reciente nos hablaron de una correctamente etiquetada cinta VHS, perdida y hallada al fondo de una vieja estantería. No había nada al conectar el reproductor. Será cuestión de seguir buscando porque necesitamos comprobar que nuestros sentidos no nos engañan y estamos ante uno de los mejores encuentros en Lasesarre de la historia moderna. Volvamos al 94, agarrémonos a las vallas, que vuelva a patalear la tribuna y que tiemble la preferencia con la terrible pelea en el barro del Baraka y esa gran U.D. Salamanca.

Acabamos en 4ª posición ese año y el sorteo fue tremendo. Potentísimas escuadras, todas aspirantes al ascenso como son Levante U.D., U.D. Las Palmas y la Unión Deportiva Salamanca de un joven y prometedor Juan Manuel Lillo que barrióbarakaldo-cf-lillo a sus rivales proclamándose campeón de su grupo practicando un fantástico fútbol combinativo, amante como era de la salida ordenada de la jugada, constantes cambios de posición y el buen trato al balón.
Perdió únicamente 5 partidos de liga, 71 goles a favor y 26 en contra. Una barbaridad. Así las cosas el ascenso no era una meta obligada para los gualdinegros, ni mucho menos. El objetivo era competir y disfrutar del segundo play-off consecutivo. Y más aún cuando se perdió en el debut en la liguilla 1-2 frente al Levante. Y de éste modo, sin ningún tipo de presión se presenta el Baraka de Ricardo Moreno en El Helmántico para rascar un sorprendente empate a uno con gol salvador en el 84´ de Iñigo Irizar en la segunda jornada. Seguíamos compitiendo.

El domingo 23 de Mayo despertó gris con una amenaza de lluvia que al final se cumplió y a las 5 de la tarde, hora de comienzo del choque, los fondos descubiertos de Lasesarre se vaciaron en buena medida para llenar a rebosar la preferencia. Ahí se juntaron muchos. Los habituales fieles de preferencia cubierta, la fenomenal hinchada charra ( vinieron alrededor de 500) con la alegría de la Peña Sta.Bárbara a la cabeza y los chavales de la cábila a los que la a priori impertinente lluvia les había estropeado un poco el tifo (corre el rumor que subvencionado por un candidato a presidente de Athletic club que andaba en elecciones por esas fechas). Lo solucionaron en parte liandola un poco parda y quemando nitrato debajo de la tejavana del lateral a la salida de un todavía llamado Baracaldo C.F. que formó con Castilla en la puerta, Abel, Carlos Docando, Jesús y Gonzalo en defensa. Patxi Bedia gobernando el medio centro con Carrera y Asier Ipiña de interiores y Coca en la media punta. Arriba una gran pareja de delanteros como eran Jon Zamarripa y Pablo Zuloaga. Un 4-4-2 bastante ofensivo de Ricardo Moreno que otra cosa no pero valiente era un rato. Por su parte Juanma Lillo presentaba una alineación de absolutas garantías de victoria. Olabe, Sito, Josema, Torrecilla, Rodolfo, Jandri, Vellisca, Medina, Sukunza, Barbará y Quico. Los once jugadores serían dos años después futbolistas de primera división. Diez con el equipo charro y Olabe, el portero, con la Real Sociedad.

Baraka-Salamanca 1993-94
La salida del Baraka siempre celebrada en la grada

Lucha de titanes

Dos estilos contrapuestos que se intentan imponer en el cada vez mas pesado césped de Lasesarre, partido de taco largo. Varias ocasiones pero 0-0 al descanso. Ahora el Baraka ataca la cábila, una cábila semivacía porque la lluvia seguía arreciando. El ambiente cada vez mas caldeado en las gradas que resuenan como en sus mejores tiempos, cuando en el m.53 Zamarripa anota el 1-0. Locura. Las vallas empiezan a sufrir. Habían resistido muchos años de agua y zarandeo continuo y empezaban a pedir auxilio. El partido se convierte en combate. La Unión sigue intentando salir combinando y aunque se les atragantaba el estado del verde y la buena presión fabril, se le adivina peligro en cada acción. Los gualdinegros aprietan en el medio sabedores de que el marcador y las condiciones del terreno de juego empiezan a jugar a su favor. Con cada robo de balón la hinchada enloquece aún más. Los gritos de BARAKALDO!! ensordecen. Los charcos que hacía un rato que no dejaban ver la hierba se habían transformado en un barro indecente donde las botas se hundían y los tobillos peligraban. Córner a favor y se celebra como un gol colgados de los oxidados hierros. El Salamanca buscaba y el Baraka mordía. Partidazo titánico.

Llegamos al M.75, segundo cambio (en el m.50 salía al campo Noain por Ipiña). Se retira un fatigado Coca y entra el joven Irizar, un jugador revulsivo que no había contado en exceso durante la temporada pero que jugando de titular ya marcó en El Helmántico y que ese día se iba a convertir en uno de los héroes de la tarde cuando le llega  a su banda izquierda el enésimo balón robado en medio campo, se tira un autopase de 15 metros y corre como un poseso detrás de la bola con el puño en alto dirigido a  la  enfervorecida  hinchada del lateral que mira la escena asombrada como quien sabe que está ante algo muy grande.

baraka-salamanca93-94-2-crop
Impresionante la imagen de la preferencia cubierta ese día

Una épica del fútbol que trasciende el deporte y nos traslada al lugar de las cosas increíbles, a nuestro patio de recreo y los partidos eternos con los amigos de la infancia en el barrio que no acababan nunca, cuando no temíamos al clima ni nos preocupaba el empedrado. Pero era cierto, le estábamos pegando un repaso a posiblemente el mejor equipo visitante en muchos años. A todo esto una buena parte de las vallas se encontraban para ese momento medio tumbadas formando un ángulo de 45 grados que acojonaba bastante. La situación empezaba a ponerse peligrosa cuando no ilegal directamente.

Lo que pasó en los minutos finales es muy difícil de contar. Primero porque fue inenarrable y segundo porque nos gustaría tener alguna noción de escritura por mínima que sea para poder hacer sentir lo que vivimos allí. Nos conformaremos con decir que, con el Salamanca v12565511_1663868517234328_71467942067008201_nolcado, Jon “Pitxitxi” Zamarripa en el 88’ marcó el segundo desde la frontal en otro rápido contragolpe haciendo crujir la madera de tribuna y explosionar la preferencia donde vimos a gente colgada de las vallas con la espalda literalmente en el suelo, a los policías en plena dejación de funciones celebrando el gol con sonrisa cómplice, a los hinchas mas veteranos con las manos en la cabeza y a los jugadores venirse caballos desbocados corriendo hacia la peña como pollos sin cabeza. Ahí se jugaron el tipo todos en las vallas, en las no-vallas casi ya. Patxi Bedia con los mocos colgando y la cara totalmente desencajada por la emoción y el barro gritando “por vosotros chavales, Zamarripa secuestrado por los brazos de la hinchada desde el otro lado de la verja, todo el grupo en montonera aplastada contra la piedra, los hierros rotos y oxidados en la grada, la afición golpeándose de un lado a otro. Pudo pasar de todo. Fue maravilloso, una pena no saber contarlo….Final del partido apoteósico que dejaba al cuadro fabril liderando la clasificación en un impresionante cuádruple empate.presentacion1cordoba2ytjmyjmyukmMetidos ahora sí, de lleno en la lucha por el ascenso a falta de tres jornadas. Brillante amigos, fue inolvidable aquel partido. La histórica U.D. Salamanca del doble ascenso (94 y 95) que les propulsó  hacia Primera división en dos años, hincaba la rodilla en Lasesarre.

Con bastante nostalgia y cierta pereza de regreso al 2017 seguiremos revisando baldas, buscando vídeos, igual de aquí sale alguno con el “!!yo lo tengo grabado!!, quien sabe. Hasta entonces fiemonos de nuestros recuerdos, que perduren, que no se borren como aquella cinta VHS de aquella vieja estantería.

Un artículo de TAFFY para HISTÓRICO BARAKALDO C.F.

FÚTBOL SIN MOVIOLA

barakaldo-c-f-lasesarre-real-sociedad-1948
Un partido del Barakaldo y 22.000 recuerdos diferentes en Lasesarre

….y llegaba el domingo por la noche. La familia al completo se arremolinaba frente al televisor disfrutando de la cena y viendo el telediario. Si eran futboleros, luego llegaba Estudio Estadio. Amplios resúmenes de las mejores jugadas Vaya golazos!! Y vaya paradones. La “R” de repetición en la parte superior derecha de la pantalla hacía recrearte en el regate que dejaba sentado al defensa para sacar la zurda y clavar el balón en la escuadra. Y como no, esa polémica!! ¿Fue penalty? ¿Estaba en fuera de juego?. Había repeticiones suficientes para aclararlo o mantener el debate hasta el día siguiente en colegios y trabajos. Eran fenomenales las noches de los domingos.

Pero no, a muchos no nos parecía suficiente. Porque esa tarde del domingo no estuvimos ni en San Mames ni en Atotxa, no estuvimos en El Molinón, tampoco en Las Gaunas. La pasamos como siempre puntuales a las 5 en Lasesarre. Y amigos, ahí no había moviola.

Si tenías un poco de suerte ese fuera de juego no te pillaba hablando con el de al lado. Y si te acompañaba la mala fortuna la jugada del gol te cogía demasiado lejos no pudiendo distinguir su autor. Aunque a eso, hay que señalarlo, los seguidores del Baraka le ponían remedio cambiándose al fondo de ataque del equipo. Los de preferencia cubierta hacían por acercarse también. No todo iban a ser desventajas.

Para otras cosas el remedio era difícil. Cuando disfrutábamos de un golazo, lo hacíamos solo una vez, no íbamos a verlo nunca más. No había televisión en el campo para repetirlo una y otra vez durante la semana, y los reportajes, y al año siguiente recordando el enfrentamiento, y todos los años…y es que es precisamente eso lo que contribuye a precisar los recuerdos. Todavía seguimos gozando golazos de los ochenta en un precioso ataque de nostalgia retro. Pero no los nuestros. Los nuestros no. Esos los tenemos que rescatar del baúl del olvido. Además nos gusta hacerlo.

Gracias a las Teles locales

Con la revolución de Internet se ha democratizado bastante el fútbol. Sabemos que podemos despistarnos un poco porque enseguida estará al alcance de un click cuantas repeticiones deseemos. No había clicks en los tiempos de la Tercera de los primeros ochenta, ni tampoco en la 2ªB de los finales 80.

Llegaron los 90, con ellos la TV local de Barakaldo, TELE 7, dispuesta a subir la vetusta escalera situada en tribuna que conducía al intimidante cubículo de TV. Si te olvidabas que ahí en lo alto estabas a merced de los elementos o de que en algún mítico pataleo se rompiera la madera, la posición no era mala. Seguridad en el trabajo tampoco, preferible subir con arnés. Pero ahí estaban, dispuestos a grabar los partidos para emitirlos al día siguiente. También amplios resúmenes del ambiente de los derbys. Suponemos que celebrando el centenario de la entidad ya ha pasado por la cabeza de sus actuales profesionales rescatar documentos imborrables de la extensa videoteca que deben tener. Trabajo arduo. Es más, ya lo ha empezado a hacer y hemos podido disfrutar de algún partido de play-off como el Baraka – Levante del 94 que ha podido de nuevo ver la luz volviendo a nacer contribuyendo a precisar nuestros recuerdos. Fútbol para el recuerdo.

Hasta que eso llegue seguiremos recordando como tesoro personal aquel día en el que Iñaki Moreno agarró el balón en media cancha y empezó a tirar paredes y gambetas, tremendo chicharro dejando atrás contrarios y patas arriba Lasesarre. O aquella hermosa chilena de Gamboa al Manlleu. También los penaltys inmisericordes de Imanol Ibarrondo noqueando a algún desgraciado portero. Nos gustaría volver a disfrutar de los paradones del portero del Hullera, impresionante y ovacionada actuación y eso que se llevó 6 para casa. O como no, las diabluras de Eguiguren en el área. O podemos remontarnos mas en el tiempo para revivir los goles de Goyenechea o las genialidades de Sarabia en aquel año mágico que casi ascendemos a primera, recrearnos con las imágenes del ascenso del 88. Y volveríamos a disfrutar con el partidazo que soltó el Baraka en aquel 2-1 al St. Andreu en el 91, o las 14.000 decisiones erróneas del trío arbitral, las otras 14.000 en las que acertaron, o al revés no lo sabremos. Era fútbol sin moviola…

                                                                                                                                     Alberto Sánchez