PLAY-OFF 1993/94 LEVANTE U.D.-BARAKALDO C.F. (1-1)

28 de Mayo de 1994 Nou Estadi (Valencia)
Partido completo del Levante UD – Barakaldo CF de la jornada 4 de la fase de ascenso a Segunda División A en la que se presentaban ambas escuadras con 3 puntos al igual que los otros dos equipos del grupo. La U.D. Las Palmas y la U.D. Salamanca que salió campeón.
Julio en la puerta, Bedia, Gonzalo, Bustinza, Docando, Noain, Abel, Carrera, Zamarripa 77′, Coca 62′ y Zuluaga.
Salen Irizar 62′ y Eneko 77′
Entrenador. Ricardo Moreno

Marca Levante en el 46′ y empate de Pablo Zuluaga en el 47′. (1-1 final)

PLAY-OFF 2016 EQUIPO Y AFICIÓN

Barakaldo-LLeida-PLAY-OFF-9
Quintanilla, Galder, Iker Hernández, Albisua, Elguezabal y Alejandro (de pie). Alain Arroyo, Aythami, Armiche, Izquier y Pomares (agachados). El once de la vuelta de 1/4 playoff 2016 frente al Lleida Esportiu.
Parece que hay consenso grande en que ese Barakaldo fue el mejor de los últimos años, sin duda el mejor que ha visto el Nuevo Lasesarre. Los números le avalan. Normalmente 80 puntos son más que suficientes para campeonar pero enfrente había un gran rival, el Castilla de Llorente, Mariano, Reguilón y Mayoral que sumó el mismo puntaje saliendo campeón. Fue grande la decepción de verte en primera posición durante muchas semanas y perderla en la jornada 38  en Gobela cuando realmente dependías de tí mismo para jugarte el ascenso en una única eliminatoria. Así, el subcampeonato entrando en la fase de ascenso como segundo de grupo desinfló un poco el ambiente que por otro lado estaba altísimo. Pero daba igual, sumaban ya siete temporadas sin promociones a Segunda A y la gente volvió a ilusionarse. Lleida Esportiu esperaba.
IDA. CAMPS DE SPORTS (LLEIDA)
Y como segundo clasificado tocaba el primer partido de 1/4 de final a domicilio contra un cuarto. Tocó el del grupo III, Lleida Esportiu. En una semana se organizaron buses y trescientos gualdinegros se dispusieron a viajar con el equipo. Era el tercer viaje de playoff a Catalunya para la afición tras Sabadell 98 y Girona 08.
Lo primero que se hizo al bajar de los autobuses en el parking del Estadio a primera hora de la mañana es ir a saludar a la expedición gualdinegra con el míster y jugadores a la cabeza. Dar apoyo y ánimos para tal importante encuentro. La comunión plantilla/hinchada era total.
Tuvieron bastante suerte puesto que ese sábado 21 de Mayo de 2016 se celebraba en la capital ilerdense la “APLEC DEL CARAGOL”, popular feria gastronómica en torno al caracol, con un despliegue de alegría por las calles que ayudó y mucho a la confraternización de las hinchadas, cosa que duraría toda la eliminatoria.
Así que, después de estar con el equipo unos minutos, la mayoría fueron a cruzar la ciudad camino del recinto ferial. Por toda la ciudad se vieron mezclados a seguidores de ambas escuadras en perfecta armonía maravillosamente retratadas en la web de EL CORREO
La hora fijada para el partido era las 6 y media de la tarde y una hora antes la hinchada ocupaba ya su zona ofreciendo un gran espectáculo gualdinegro.  7.500 espectadores en los Camps de Sports de Lleida.
aficion-barakal(14)

images

El Barakaldo C.F. salió con Alejandro en portería. Una linea de cinco formada por Aythami e Izquier en los laterales junto con Pomares, Elguezabal y Quintanilla en la zona central. Cusi y Albisua cerraban en el centro del campo que se completaba con Armiche y Galder Cerrajería. La punta de ataque quedaba para Yurrebaso. Un sistema a priori conservador comparado con lo visto durante la temporada, aún así el margen de confianza para con los planteamientos del metódico y analítico míster David Movilla era amplísimo. De hecho cambiaría bastante en el segundo tiempo, ya por detrás en el marcador, dando entrada a los atacantes Alain Arroyo, Iker Hernández y David Martín sustituyendo a Armiche, Albisua y Yurrebaso.
Todos son jugadores que quedarán en la retina del aficionado fabril tanto por su calidad demostrada a lo largo de aquella gran temporada como de su comunión con la grada. Muchos de ellos saborearán en los años sucesivos la segunda División A, lástima que no sea vistiendo la elástica gualdinegra.

 

movillaE3El mismo David Movilla declaraba al término del partido “Una genialidad de Julen Colinas ha decidido porque el partido estaba orientado al 0-0. No ha habido ocasiones para que nos hicieran gol y se puso la eliminatoria como ellos querían, ya con espacios y nosotros teniendo la iniciativa, sus contras tenían peligro” para añadir  “Tuvimos fases de buen juego, quizás nos faltó ser más determinantes en las acciones a balón parado, que tuvimos muchas, pero ha condicionado su gol porque el partido lo tuvimos bastante controlado”. Lamentando que, con el 0-0, los espacios hubieran “aparecido solos”, con lo que el gol de Colinas obligó a “asumir riesgos, lo que generó alguna incertidumbre”.
Y es que efectivamente el partido empezó siendo del Lleida, aunque no dispuso muchas ocasiones. Marc Martinez fue el primero en disparar a puerta pero el meta gualdinegro atajó sin problemas. El Barakaldo ahogaba el juego del Lleida pero ofensivamente vivía de las jugadas a balón parado, una gran cantidad ya que el colegiado balear, con buen criterio, se mostró riguroso y empezó señalando muchas faltas a los azules. El Lleida intentaba hacer su juego pero tenía dificultad. Pero llegó el gol como agua de mayo para el cuadro local: Manu toca el balón alto al hueco y Colinas se gira magníficamente para dejar atrás al defensor y enganchar una volea desde la frontal imposible para Alejandro (35′).

4_dsc2248-300x189

 La afición local se creció y el Lleida también, en la siguiente jugada Vega quedó solo en el área pero no acertó al controlar el balón. El partido se aserenó y se llegó al final de la primera parte.
Ya en la segunda, el guión fue similar. 82% de la posesión para el Barakaldo en los primeros 15 minutos que no le sirvieron para empatar. La más clara fue una media vuelta de Yurrebaso dentro del área a los 11 minutos que se perdió por la línea de fondo. Además a siete minutos del reinicio vio cómo Pomares estuvo a punto de ver la segunda amarilla y, por lo tanto, la expulsión, sin que el colegiado balear Iván González González confirmase finalmente la sanción.
descargaPoco a poco el cuadro ilerdense fue recuperando el control y los de Imanol Idiakez tuvieron las ocasiones más claras. Un par de disparos después de rechazos de Marc Martínez, sumados a un disparo de el ex-gualdinegro Urko Arroyo (en la imagen pugnado con Galder y abajo con su primo Alain) y otro de Colinas, bien atajados por Alejandro, impedieron que los azules cogieran más ventaja. Al final 1-0  y la semana siguiente, un domingo 29 de Mayo a las 20:00 en Lasesarre, se conocería el desenlace de ésta eliminatoria.

 

VUELTA EN LASESARRE
CjE7e0GWEAAMYZb
Toda la semana anterior a la fecha las peñas se dedicaron a preparar el envite como la ocasión lo merecía, si bien es cierto que los preparativos se venían fraguando meses antes.
Desde el Club se vino organizando una superrifa con el fin de recaudar dinero para que lo dispusieran en play-off. Desde la agrupación Baraka hintxak 1917 se fabricaron banderas y pancartas para la ocasión y desde el Colectivo Gualdinegro se montó un tiffo con 400 metros de plástico en tiras traído desde Polonia que con el sistema de poleas adecuado se izó a la salida del equipo formando su lema SOLO BARAKA.images La intrahistoria de éste tiffo es que el ingeniero jefe del invento (la única persona que sabía lo que se estaba intentando hacer) se encontraba trabajando en Sudáfrica y retornaba esa misma semana. Estuvieron pendientes de las fechas el último tramo de liga al estar disputándose el primer puesto.
El punto fuerte de la previa lo protagonizó la kalejira organizada por Indar Horibeltz, Baraka Sur Taldea y Bultza Taldea junto con la afición del Lleida. Partiendo del lugar de encuentro habitual, el Bar Txokoa de Lasesarre, se congregaron las hinchadas de ambas escuadras. Una vez más, como ya sucedió en la ida, la unión de ambas aficiones hizo de ese día otra fiesta del fútbol.
Tenéis aquí el vídeo a la bajada al campo y una buena selección de imágenes gracias de nuevo a la web de El Correo.

A1-52585567.JPG

El precio para los abonados de la tribuna sur fue de 6 euros; el de la tribuna este, de 10, y el de la oeste, de 12. los niños (menores de 14 años) gratis. En el caso del público, las gradas sur y norte costaron 10 euros; la este, 15 y la oeste, 20. Los niños pagaron 5 euros.
Llegada la hora fijada para la posible remontada el Barakaldo C.F. parte con Alejandro en portería, repitiendo laterales con Aythami e Izquier, pareja de centrales Elguezabal y Pomares con Quintanilla ésta vez en el medio centro con Albisua además de Galder Cerrajería y Armiche. Alain Arroyo e Iker Hernández en ataque. Salieron tras el descanso David Martín 52′, Ito 65′ y Cusi 74′ por Elguezabal, Iker Hernández y Albisua.
Ésta vez, jugando en casa y con la obligación de marcar para pasar eliminatoria, Movilla apostó por una alineación a la vista más ofensiva y dio resultado con un Baraka volcado……..La primera parte fue de dominio avasallador del Barakaldo, creando  bastante peligro sobre todo con balones colgados al área. En ese acoso pudo igualar la eliminatoria en el minuto 26 con un discutido penalti de Albistegui sobre Alain que lanzó Cerrajería y detuvo el portero visitante.
Barakaldo-LLeida-PLAY-OFF-27A partir de aquí el cuadro fabril siguió porfiando la portería del ilerdense Crespo mientras que el Lleida, que no hizo ningún remate a puerta, tampoco pasó excesivos agobios.
El inicio de la segunda mitad fue decisivo, ya que enseguida una pérdida de balón de los gualdinegros la aprovechó Diego Suárez que habilitó a Julen Colinas dentro del área y este fusiló al guardameta Alejandro.
Desde este momento el Barakaldo acusó el golpe y los cambios realizados por Movilla no surtieron efecto y mucho menos, cuando en el minuto 66 Quintanilla fue expulsado con roja directa por agresión a Julen Colinas. La eliminatoria se ponía en franquía para el conjunto de Imanol Idiakez y demasiado cuesta arriba para el Baraka.descarga (1)
Con el pase prácticamente sentenciado para el Lleida, el Barakaldo se lanzó a un precipitado ataque buscando la portería de Crespo, aunque solo un remate de Cerrajería a la salida de un córner hizo intervenir al meta azul, que no pudo detener, ya en la recta final, un testarazo de Aythami a la salida de un córner.
Vuelta de 1/4 de final- Lasesarre. Barakaldo CF Lleida Esportiu (1-1) Partido completo

UNA HISTORIA CENTENARIA

lasesarre historicobarakaldocf
La Cábila. Lasesarre. (“Barakaldo CF 1917-1992. 75 años de fútbol” Carlos Ibañez)
¿Cuanto tiempo debe transcurrir para que una historia se convierta en Historia? Esa fue la primera pregunta que nos planteamos al iniciar nuestra andadura allá por noviembre de 2013. Para responderla asumimos la premisa de que ninguna publicación tendría que generar debate.  Nos ha ido bien imponiéndonos unos años de diferencia para contar las venturas de nuestro equipo. Se coge distancia, se ven mas claras. Así, apenas hace dos años comenzamos a rememorar el ascenso del 2012, como evitamos referirnos a jugadores en activo y dejamos cerrar los ciclos del club antes de valorar su peso en la historia.
Difícil sin embargo ha sido abstraerse de momentos que parecían caminar sobre las aguas del relato. Hitos del club. Intentamos, sin conseguirlo, estar ajenos a la inmediatez de aquel millar de hinchas que se desplazaron a Logroño persiguiendo el play-off del 2013. O derrotas escandalosas que se encaramaban en lo alto de la estadística como aquella de Cuenca 2014. Eliminatorias de Copa fantásticas con premio de estadio europeo, Valencia 2015, y rectas finales de liga con sabor amargo tras liderar la competición en 2016. Play-off en Catalunya incluido.
Las redes fueron testigo de como de alguna u otra manera reflejamos esos hitos con crónicas inmediatas fruto de la pasión dejando, eso si, el análisis reposado, extendido con sus datos para futuras publicaciones en el blog. Facebook nos servía para testimoniar esos relatos que ya eran por sí históricos.
Y llegó el Centenario. Abrimos cuenta en Twitter y saltándonos nuestros protocolos decidimos hacer un seguimiento en lo que consideramos un homenaje a la Historia del Barakaldo C.F. Parecía que presente y pasado caminaban de la mano. Encontrábamos sentido a cada cosa que escribíamos y jugábamos con las décadas incorporando las celebraciones de los 100 años del club. Y pasó el invierno como si congelase la primavera. Adiós. Todo cambió.
Desde Marzo de 2017, momento en el que se abre una crisis en la entidad, quizá forjada meses atrás, se pierden muchas fuerzas/horas en el camino ejerciendo de aficionados. Te arrastra la actualidad en el peor de los sentidos. Ya no eran hitos de los que era imposible escapar y podíamos soltarlos en las redes sin miedo a perder nuestra visión histórica de los hechos. Fueron cosas tan graves, de tanto desgaste social que a pesar de su trascendencia histórica fuimos incapaces de relatar. También faltaban ganas de narraciones del pasado, atenazados por el presente. Ya no caminaban de la mano.
Por eso es importante la retaguardia. La distancia. Dejar pasar los años. Seguir recopilando. Información, imágenes, referencias. Ver la claridad de las cosas. Por eso nos seguimos preguntando cuánto tiempo transcurrirá para cerrar el ciclo y poder contar la historia de una de las mayores crisis en la historia del Barakaldo C.F.
Ahí estaremos, no tenemos prisa, la contaremos, es una historia centenaria.
Histórico Barakaldo C.F.

DEPOR B – BARAKALDO C.F. 96/97

25 de Mayo de 1997. Estadio de Riazor. Primer partido del play-off de ascenso a 2ªA 1996/97. Deportivo de la Coruña B – Barakaldo C.F.
Forman Mikel, Gonzalo, Ibarrondo, Aitor Aguirre, Ayarza y Alvaro Iglesias (de pie). Fuentes, Moska, Izurza, Yuste y Kepa Zarraga.
Empate a uno en el tanteador gol de Moska que igualó en el 45′. En la segunda parte refrescaron al equipo Urizar e Iñaki Moreno. Empezó bien aquella promoción, luego vendrían dos derrotas con el Córdoba C.F. y otro empate frente a los gallegos que fulminaron las aspiraciones. El Elche C.F. fue el equipo que campeonó aquel año.
Riazor histórico barakaldo cf 1997
Juventud y experiencia en el Barakaldo del 97

BARAKALDO C.F. – C y D. LEONESA 96/97

18 de Mayo de 1997. Barakaldo C.F. – Cultural y D. Leonesa. Último partido de la liga regular, temp. 1996/97.
Castilla. Urizar, Aguirregomezkorta, Zamarripa, Ipiña y Gonzalo (arriba). Xabier Rebollo, Arcadio, Novoa, Moska y Sesé (abajo).
El inolvidable Iñaki Moreno e Izurza entraron en la segunda parte.
Resultado de 2-1 con goles de Mikel Aguirregomezkorta y Moska. Con el equipo ya clasificado como tercero de grupo descansando quedaron los Ibarrondo, Fuentes, Zarraga y Aitor Aguirre.
La semana siguiente el Baraka comenzaría a disputar un play-off de ascenso a 2ªA frente a Depor B, Córdoba C.F. y Elche C.F.
Historico Barakaldo CF Alineación
A pesar de prepararlo bien no hubo suerte en aquel play-off.

 

 

“ROCKY” LICERANZU: «El estruendo de la vieja tribuna “acojonaba” al contrario»

Hubo un tiempo en que el Athletic enviaba a sus mejores cachorros a Lasesarre para que terminaran de afilar sus garras. Por el viejo estadio barakaldés, entre otros muchos, desfilaron los Oñaederra, Otaolea, Madariaga, Dani, Bengoetxea, Sarabia o nuestro protagonista, Íñigo Liceranzu, un magnífico exponente de aquella camada que tantos éxitos dio a los rojiblancos allá por los años 80. Un cuarto de siglo después, Rocky también tuvo la oportunidad de entrenar a nuestro equipo durante algo más de dos temporadas.

Comenzando por tu etapa de jugador, tú llegas al Barakaldo la temporada 80-81 cedido por el Athletic.
Sí, después de realizar la pretemporada en el Athletic con Helmut Senekowitsch, no me ven posibilidad de jugar aquella temporada. Tenía por delante a centrales como Guisasola, Andoni Goikoetxea o Purroy, así que llego a finales de agosto y debuto en el Torneo de La Galleta, un “clásico” que entonces el Barakaldo jugaba todos los años.

En un equipo en el que jugabas en el centro de la defensa junto con Carmelo.
…y con Irusta, también procedente de Lezama aunque mayor que yo. Jugué todos los partidos y todos los minutos; solo me perdí un partido por acumulación de tarjetas ante el Cádiz en el Ramón de Carranza. Jugué todos los minutos de los otros 37 restantes

Iñigo Liceranzu. Gol en Lasesarre Barakaldo C.F. 1980
19-10-1980. Liceranzu marcando su único gol como gualdinegro en un Baracaldo C.F. – Cádiz C.F. (2-0)

Aquella temporada hicistéis una primera vuelta muy aceptable con un Txiki Sainz que la acaba como máximo goleador de la categoría, pero que en cuanto empiezan a faltar sus goles, el equipo se viene abajo.
La verdad es que no sé muy bien las razones, porque no tuvimos un lesionado de larga duración. El fútbol muchas veces es inexplicable. Había una plantilla muy maja, ocho o nueve jugábamos casi siempre y creo recordar que entonces había que alinear a dos sub-20, una “patochada” que se le ocurrió a algún iluminado con la intención de rejuvenecer la 2ª división. Yo no lo era, tenía 21 años; estaban Zamorita, Uribe y Castander (también Teo Rastrojo, N. del A.). Teníamos un equipo que estaba bien para la categoría; no para hacer lo que tres años antes habían conseguido los Bengoetxea y Sarabia, cuando se estuvo a punto de subir, pero no para bajar.

En el banquillo Carmelo Cedrún, que a falta de cinco jornadas fue sustituido por Mané, un novato en la categoría.
Cuando llegó Mané aún había posibilidades de salvación, pero es muy poco tiempo para hacer algo. El nivel de aquel equipo no era para haber bajado, pero fuera sacamos muy pocos puntos. Yo creo que con Mané el equipo era un poco más estable. Con Carmelo Cedrún eramos una caja de sorpresas, podíamos ganar como nos podían ganar.

Del buen nivel en determinados momentos de aquella temporada, da buena cuenta la victoria en Lasesarre por 2-0 en la jornada 11 ante el Castellón, que llegaba invicto y que acabó ascendiendo y como campeón.
Recuerdo aquel partido porque Carmelo Cedrún me dice antes de empezar: “anule usted a Planelles”. Planelles era la figura del Castellón, un hombre que había jugado muchos años en primera división. ¿Cuál era el problema? Que Planelles era medio, con lo que estuve todo el partido en el medio campo, pero, eso sí, Planelles no la tocó. Yo, nada, pero él, tampoco.

Por cierto una de las imágenes más escalofriantes que recuerdo de aquella temporada fue un choque “cabeza con cabeza” con el malacitano Filgueira en Lasesarre.
Sí, recuerdo que la jugada fue al lado de los banquillos. Yo iba a por el balón, se metió él por delante, llegó antes que yo, y el cabezazo que iba a dar al balón se lo pego a él. Ambos acabamos sangrando, pero él, peor parado, ya que estuvo un par de días ingresado en Cruces con conmoción cerebral.

Y de aquella temporada es obligado recordar la eliminatoria de Copa del Rey de tercera ronda en la que os enfrentáis al Barcelona, a la postre campeón del torneo.
En esa eliminatoria fue al revés que en la liga: fallamos en casa, porque en el Nou Camp hicimos un partidazo. En Lasesarre la clave fue el danés Simonsen, nos volvió locos en la banda derecha. En el Nou Camp hicimos lo que pudimos, pero pesó mucho el 0-2 de la ida en Lasesarre; lo que hicimos fue echarle garra y amor propio, por eso empatamos a uno y dejamos muy buena sensación, aunque yo hubiera preferido que fuera al revés: perder 2-0 en Barcelona y en casa, al menos, haber sacado un empate para que los aficionados se fueran contentos.

Liceranzu históricobarakaldocf barcelona campnou
21-1-1981. Rocky Liceranzu defendiendo la zamarra del Barakaldo en el Nou camp

Alguna anécdota de aquella campaña
Recuerdo que antes de los partidos tenía la costumbre de tomar un bitter, el míster me veía hacerlo. En una ocasión que no lo tomé me dijo: “oiga, usted no se ha tomado el bitter, ¿cómo vamos a ganar así?”. Y es que Carmelo Cedrún era muy supersticioso. En el mundo del fútbol hay muchas manías: la mía era la de ser el último del once inicial en pisar el césped.

¿Mantienes contacto con aquella plantilla?
Muy poco. De los de Barakaldo, cuando he estado allí he visto a Juan Carlos o Manolo. Hace varios años estuve con Jon Agirrebengoa en Mungia. Alguna vez he coincidido en Lezama con Ángel Iturregi, y también me he encontrado con Sebas, mi pareja de mus en los viajes.

¿Consideras que el Barakaldo fue importante en tu evolución posterior como jugador?
Lo fue. Primero, porque jugué en una categoría superior a la que lo había hecho hasta entonces, 2ªB con el Bilbao Athletic. En segundo lugar, porque me sirvió para que los técnicos de Lezama ratificaran que si en 2ªB iba sobrado, en 2ªA, también. Jugué todo lo que pude y la federación me permitió; solo me perdí un partido por acumulación de tarjetas. El resto, todo y todos los minutos.

Por cierto, en aquella época era muy habitual que el Athletic enviara jugadores a “curtirse” a Lasesarre. Sin ir más lejos, en el equipo campeón de las ligas 82-83 y 83-84 estabáis Dani, Sarabia y tú, que habíais jugado en el Barakaldo.
Sigue habiendo cesiones; de hecho, yo cuando estuve entrenando tuve a Jon Vélez y Moya como cedidos. ¿Qué es lo que ocurre? Que el Barakaldo no está en 2ªA; si lo estuviera estoy convencido de que habría 3 o 4 jugadores cedidos todos los años, y no de los que salen de Bilbao Athletic o Baskonia, sino de aquellos a quienes no se ve aún posibilidad de jugar en primera, pero que pueden estar en segunda.

Barakaldo C.f. Rayo Vallecano 1981
8-2-1981. A.D. Rayo Vallecano-Baracaldo C.F. (3-1) Santamaría, Juan Carlos, Carmelo, Rastrojo, Dueñas, Juan Ángel, Liceranzu (de pie). Manolo, Sainz, Iturregui, Uribe (agachados).

EL BANQUILLO DE LASESARRE
Rocky Liceranzu entrenador Barakaldo C.FTras dos décadas y media, en la temporada 2005-06 vuelves al Barakaldo, pero al banquillo. A falta de ocho jornadas, para sustituir a Iñaki Zurimendi, cesado tras una derrota en Portugalete por 2-1, y en una situación ciertamente complicada.
Juegan por la mañana. Yo estaba en Mendizorroza viendo un partido del Alavés y recibo unas llamada del presidente Miguel Acero para decirme que estaban reunidos y que querían estar conmigo. Quedamos aquella noche y en menos de media hora llegamos a un acuerdo. El Barakaldo tenía muy buen equipo y yo tenía la ventaja de que conocía a casi toda la plantilla y a muchos de ellos los había tenido en el Amurrio.

El equipo se salva de promoción y descenso en la última jornada tras una victoria por 0-1 ante la Real B con gol de Joseba Del Olmo.
De los ocho partidos restantes, tuvimos que ganar cinco, lo cual no está nada mal. Recuerdo que en aquel partido ante la Real B que, por cierto, ya se había metido en el play-off, metí en el equipo a gente veterana como Armendariz y Galder, porque creo que es lo que hacía falta en esa situación. De aquel equipo, el único fijo era el lateral izquierdo Txiki Lombraña, cuya titularidad yo ya anunciaba en el entrenamiento del jueves. Recuerdo que en mi primer partido contra el Real Unión, que perdimos por 0-1 en Lasesarre, fue expulsado: me pidió perdón varias veces; a la tercera tuve que decirle que no le diera más vueltas y dejara de pensar en ello.

Continúas la siguiente temporada, en la que hay una renovación casi absoluta de la plantilla.
Entre otros, llegan jugadores como Cerro, Álvaro o Solaun, a quienes yo había entrenado en el Amurrio, Moya y Jon Vélez, cedidos del Athletic, o Ibai Rejas, un jugador muy polivalente a quien yo ya había visto con 18 años en el Aurrera de Vitoria y me había impresionado por su rapidez.

Se termina la temporada en sexto lugar. ¿Lo consideraste un éxito o un relativo fracaso?
Para mí, aquella temporada ocurre algo muy importante y es que a mitad de temporada nos quedamos sin Unai Alba, que ficha por el Athletic y llega Iago Herrerín, aún muy joven. Ese cambio fue muy importante, vital, ya que Unai era el mejor portero de la categoría y, probablemente, nos hubiera dado esos dos puntos que nos faltaron para entrar en el play-off. No obstante, creo que fue una temporada mejorable, porque también teníamos a Jon Velez, un Ferrari, rapidísimo, el mejor punta de la categoría.

Liceranzu historicobarakaldocf
IÑIGO LICERANZU, más de dos temporadas en el banquillo de Lasesarre

…y en Lasesarre comienzas a ganarte fama de “amarrategui”.
El público decía que lo era, pero el caso es que hicimos bastantes goles, y eso que entonces aún no había la cultura que hay hoy en día de defender con el balón, con la posesión. Cuando no lo tienes, habrá que defender. Recuerdo que en defensa tenía un pilar, que era el jefe, Javi Cerro, rápido y que, sin ser muy alto, iba muy bien por arriba, disciplinado e inteligente. Si le decías, “ese no tiene que tocarla”, no la tocaba; tenía unas cualidades físicas enormes.

La siguiente temporada, vuelta a empezar: muchas bajas y muchas altas.
Hay que rehacer. Ahí es cuando llegan Kali Garrido, Huegún o Rebollo, un hombre que había empezado a jugar al fútbol muy tarde, pero que tenía una técnica espectacular. También llegan Koldo Garcés del Sestao y Antxon Muneta del Zalla. Teníamos dos laterales como Urbano, que arriba te daba lo justito, pero que atrás era inconmensurable, y por la izquierda Lombraña: los que jugaban por delante de él tenían la orden de que cuando pasaba “el expreso”, ellos hacia dentro, dejándole sitio, y luego balón por delante, a la carrera porque Txiki, con el balón en los pies, era algo torpe, pero si se lo dabas en carrera era capaz de ponerla muy bien. Eso, a la parte derecha del equipo contrario la mataba; basculábamos hacia ese lado. Y tampoco me quiero olvidar de Isidro, un jugador al que había traído la temporada anterior tras hablar con Raúl Otxoa, a quien había tenido en el Amurrio, y que había sido compañero suyo en el Chaves portugués. Me dice que lo lleve a ojos cerrados, aunque ya tenía 35 años. No jugaba mucho de inicio, pero prácticamente entraba en todos los encuentros. Leía muy bien los partidos: si íbamos 0-0 y había que acelerar el partido, él lo aceleraba; si lo sacaba con 2-0 a favor, y había que templarlo, él lo templaba. Un jugador veterano, de esos que saben lo que hay que hacer en cada momento y que, además, en las jugadas a balón parado, la ponía muy bien.

No obstante, la temporada llevaba camino de ser gris, hasta que enlazáis seis victorias seguidas, entre las jornadas 19 y 24, que os meten arriba.
Sí. Fuimos de menos a más y cuando llegamos a las últimas jornadas, estábamos que nos salíamos. Como empieces muy fuerte y llegues al final fundido, no tienes ninguna posibilidad. Al principio no apretábamos tanto, para llegar al final como llegamos.

Y llegamos vivos al partido de Ponferrada en la última jornada. Y lo ganamos…
Tuvimos la suerte de que la Ponferradina no se jugaba nada, ya habían quedado campeones de grupo. Por eso, aunque se pusieron 2-1, siguieron jugando abiertos; de hecho, hay un mano a mano con Xabi Pascual, que al final la salva, que podía haber sido el 3-1. Luego, dos goles de Germán Beltrán, que había salido desde el banquillo, nos dieron la victoria y la clasificación.

Y al play-off. Contra el Girona.
La ida, en Lasesarre, fue un monólogo. Si hubiera tenido que ganar alguien, teníamos que haber sido nosotros, pero no ganamos porque no acertamos. Nos fuimos con el mejor empate posible y había sensación de que podíamos. Allí la tuvimos, con el penalty fallado por Beltrán, que hubiera sido el empate a uno pero no lo metimos.

¿Diste el objetivo de la temporada por cumplido o crees que se podía haber subido?
Estuve una semana que no sabía ni donde estaba, porque el disgusto que me llevé fue de los gordos. Yo veía que ese año, esa plantilla podía subir; además, físicamente, estaban en unas condiciones muy buenas. Era el momento y, además, lo tuvimos en las manos.

Por cierto Íñigo, ¿Beltrán era tan decisivo como nos parecía a todos?
Beltrán era el gol. Recuerdo un partido en Las Gaunas contra el CD Logroñés, épico. Estábamos aguantando el 0-0 pero nos estaban llegando; de pronto, coge Germán un balón por banda, dribla a uno y se la mete al portero por el palo contrario: 0-1 y se acabó el partido. Decisivo.

Es obligado preguntarte por el affaire Rob Davies.
Simplemente se enfadó porque no jugaba. Recuerdo un partido de Copa contra el Mirandés, que se decidió a penaltys. Él fue uno de los que lanzó: le pegó duro y lo metió; a continuación, me viene y me dice: “¿Lo he hecho bien?¿Te gusta cómo lo he tirado?”, y ya ahí me dije, “este está enfadado”. Al poco tiempo desaparece, pero yo no dije en ningún momento que se fuera, de hecho, entraba en esos 20-21 jugadores con los que yo contaba, pero se fue él.

Pese a alcanzar el play-off, no continúas en el banquillo gualdinegro.
Creo que fue en la jornada 26, no recuerdo contra quién jugábamos, el público comienza a meterse con el equipo y yo lo que digo en la rueda de prensa es que el público no se preocupe y que anime a los jugadores, que yo al final de temporada me voy. Si no estaban contentos, yo tenía claro que me marchaba, por lo que lo único que hice fue cumplir con la palabra dada. Hubo muchos que me dijeron que me tenía que haber quedado, que podríamos haber conseguido el ascenso la temporada siguiente, pero tal y como estaba el público era muy difícil, porque desde el minuto uno ya estabann pitando. Y yo decía, no les pitéis porque les influye y si queremos obtener los resultados, esto no nos va a ayudar mucho; si el problema soy yo, me voy.

¿Consideras que el público de Lasesarre fue excesivamente crítico contigo?
No, si el ser crítico conmigo está bien. El problema es que lo estaba pagando el equipo, se ponía nervioso y no jugábamos bien.liceranzu historico barakaldo cf

¿Crees que los aficionados barakaldeses somos demasiado exigentes?
Si estás en 2ªB, tienes que ser consciente de que estás ahí y no vas a tener jugadores de 2ªA. Este año, creo que tiene un delantero de 2ªA como es Vitoria. Si no estás de acuerdo con el entrenador, espera al final y pitas al entrenador, pero no pites al equipo.
¿Volverías a entrenar al Barakaldo?
Sí, pese a que Barakaldo es un sitio complicadito. Yo estuve más de dos años, pero es muy difícil, hay mucha tensión.

UN FÚTBOL DISTINTO
¿Ves muchas diferencias entre el fútbol vizcaíno de antes y el actual?
¡Hombre! Desde el momento en que han cambiado los campos, que ahora son de hierba artificial, es evidente que las hay. Nosotros, de chavales, jugábamos en arena o barro, donde no se podía jugar igual que en hierba artificial; el tipo de jugador que salía de ahí es muy diferente al que sale ahora que, técnicamente, es mejor, pero en cuanto a fuerza, velocidad, garra y ganas, yo creo que eran mayores antes, al llevar desde niños peleando contra más obstáculos que ahora. ¡Ojo! No porque fuéramos unos fenómenos.

¿No crees que el Athletic es demasiado absorbente a nivel del fútbol en Bizkaia?
Yo creo que si el Barakaldo estuviera en 2ªA, iría más gente a Lasesarre. El Athletic, además, le ayudaría más con jugadores, por pura conveniencia. No es solo que esté el Athletic, porque hay sitio para un Barakaldo en 2ªA, pero si no has estado en esa categoría desde 1981 no es porque el Athletic esté al lado: mírate a ti mismo, porque algo has hecho mal.

Por último, has jugado en tres estadios míticos: Anfield…
Lo que más me llamó la atención de Anfield es que no tenía vallas, cuando aquí, en aquella época las había. De aquella eliminatoria recuerdo que el Liverpool, que fue el campeón de esa edición de la Copa de Europa, tenía un equipazo. Te diré que solo una vez me han dado calambres en un partido y fue contra el Liverpool, de lo que te hacía trabajar Ian Rush, estaba continuamente moviéndose.

…el viejo San Mamés…
El viejo San Mamés…Me llevé un disgusto cuando lo tiraron. De hecho, no he ido al nuevo hasta la temporada pasada contra el Sevilla; no tenía ganas, me daba cosa…El nuevo es un campo para el futuro, pero el viejo tenía el sabor tradicional.

…y el viejo Lasesarre.
Sobre todo, recuerdo el estruendo de la vieja tribuna de madera: a nosotros nos tiraba para arriba y al contrario lo tiraba para abajo, lo acojonaba. Yo estuve un año que, en lo deportivo no fue bueno a nivel general, aunque sí en lo particular. Hice buenos amigos allí, había una buena plantilla: Juan Carlos, Manolo, Agirrebengoa, Iturregi, Sebas, Carlos o Juan Ángel que, recuerdo, tenía un restaurante en Kareaga al que íbamos a comer. Fue divertido.

EL ZURDO PARA HISTÓRICO BARAKALDO C.F.

 

GANDÍA – BARAKALDO 1999/00

Quinto partido del play-off por el ascenso a 2ªA de la temporada 1999/00 donde el Barakaldo C.F. llegaba con opciones reales de subir de categoría. Las matemáticas hicieron inútil el sexto y último partido en Lasesarre a pesar de haber ganado sus dos partidos disputados en casa.
Gandia Barakaldo CF 1999-00
Crónica de una tragedia para el Barakaldo

LA AFICIÓN DEL BARAKALDO EN GIRONA

300 gualdinegros en las gradas de Montilivi de Girona. Vuelta de los 1/4 de final del play-off por el ascenso a Segunda A. Temporada 2007/08
El injusto empate a cero de la ida en Lasesarre no lo puso fácil. Aún así,  el Baraka tuvo en sus manos la clasificación con un penalti que erró el maravilloso jugador que era Germán Beltrán. Sus lágrimas al finalizar el partido se fundieron con las de la hinchada en otra de las tardes de corazones rotos. 2-0 final y un largo viaje de regreso a casa.