LA CARRERA DEL EQUIPO ASCENSOR, HÉROES DEL 64

Baracaldo altos hornos ceuta 1963 históricobarakaldocf
1962/63. Promoción a 2ª en Ceuta. Flores, Oleaga, Urcelay, Méndez, Tito, Tomás, Jaime, Oceja, ¿?,Goyenechea, Guardia, ¿? posando junto a un grupo de vascos reemplazados en el continente africano. “Barakaldo C.F. 75 años de fútbol 1917-1991 de Carlos Ibañez”
Atrás quedaban dos décadas de gloria. El Barakaldo de la posguerra y los años 50 se codeaba asiduamente con la realeza de Segunda División, pisando firme, salvo en contadas ocasiones, los puestos nobles de la clasificación. Días de vino y rosas.

Los sesenta trajeron un “ligero aperturismo” de franquismo, nuevos trabajadores vienen a calentar los hornos, aires de cambio en el mundo, revolución cultural, Beatles, la lucha por los derechos civiles y la carrera espacial. Para el club fabril, en cambio, los vientos empezaban a soplar en otra dirección. Recién descendido a Tercera eran de obligación los intentos para recuperar su plaza en la categoría de plata. Comenzaba una constante, una seña de identidad, la carrera por el ascenso.

Ceuta y dos encerronas

Lo intentaron con poca fortuna en la 62/63. Promoción de ascenso en Ceuta en el primer año del gran Ángel Calvo como entrenador. También primera de otras desastrosas visitas gualdinegras a la ciudad africana. Allí los  Goyenechea, Méndez, Tomás, Urcelay, Tito, Oleaga…cruzaron continente esperándoles una pequeña/gran encerrona con un césped seco, muy seco. Era de esperar. El 4-0 final parecía insuperable. Pero los jugadores se conjuraron. Como contaba recientemente el gran Goyenechea, el Txo de Bermeo, los futbolistas ceutíes se miraban ojipláticos al comprobar el estado del terreno de juego de Lasesarre. Eso no era un mangerazo, era un barrizal. “Cada uno juega con sus armas” se defendían los fabriles. Y casi funciona. 2-0 que casi remonta la eliminatoria. Había que esperar.

ceuta historico barakaldo 1964
El Barakaldo intentando jugar por arriba en el seco campo del Ceuta

Calvo Sotelo, el ascenso del 64

Y pasa otro año. Y el Baraka sigue porfiando. Obligación moral. Otra promoción 1963-64. El Calvo Sotelo de Andorra (Teruel) era el rival. Ésta vez primero en casa. Casi los mismos protagonistas en el cuadro de la margen izquierda. Éste año no se podía escapar.

Otro césped “rápido”, como mandan los cánones y rozando el lleno en Lasesarre. Ángel Calvo dispuso a Felipe en la puerta, Tito, Urcelay y Méndez en línea de tres, volantes para Tomás, Oleada, Jaime y Larrinoa, con Goyenechea, Mapresentacion1gfhfghfghfghkm-lkjklguregui y Carmelo arriba. Salieron para tomar la iniciativa con y sin balón, ritmo y presión. Pronto llegan ocasiones pero el Calvo Sotelo no se descompone a pesar del primer gol en el min.16. Maguregui. Con buen manejo de balón, salen bien a la contra y se repliegan en la táctica que llamaban del “acordeón”. Equipo de mucho oficio. Prisas en los gualdinegros. Arranca la segunda parte con otro golito de Maguregui. 2-0. Encarrilado pero los andorranos siguen con sensación de equipo y marcan su gol 2-1 en el min. 70 con el que se llegaba al casi final cuando, otra vez Maguregui, logra el 3-1 en el 93. Tiembla la preferencia, se cae la tribuna. Brutal. Como también Brutal algún cronista de la época que le asignó un “0” por no rascar bola al héroe del partido con su hat trik, Maguregui. Alguna cuenta tendría con él.

La vuelta un 14 de Junio. El Club Baracaldo A.H. sale con Felipe en la puerta. Tito, Urcelay y Méndez; Veamurguia, Tomas; Larrinoa, Oleaga, Goyenechea, Maguregui y Carmelo. 3-4-3 que venía siendo un clásico 3-2-5 de la época. Cuentan las crónicas que un público apasionado recibió al Barakaldo con una injustificada pita. Mucho calor, el terreno de juego seco y duro, la hierba no aparecía.calvo sotelo historico barakaldo cf Salió con ganas el equipo local en fuerte presión pero los contraataques del Baraka hacen mella y Goyenechea en el m.29 a pase de Larrinoa adelantan a los fabriles. Explosión de júbilo que dura poco. Empata el Calvo Sotelo a los 5 min. De ahí al descanso con un expulsado por equipo y bronca al trecilla. En el segundo tiempo siguen los agobios y fruto del empuje local llega el 2-1 en el m.75. Quedan 15 minutos de infarto. Ascenso o prórroga. Los héroes del 64 aguantaron el temporal y estallaron de júbilo con el pitido final. El Barakaldo vuelve a Segunda!!!!!

calvo sotelo alineacion historico barakaldo cf
Los héroes del 64. Felipe, Veamurguía, Méndez, Urcelay, Tomás y Tito. Larrinoa, Oleaga, Goyenechea, Maguregui y Carmelo.

Equipo ascensor

Quizás sea porque solo se aguantaron 2 temporadas en Segunda la razón de ser un ascenso menos recordado. El Barakaldo ahora era un equipo ascensor. En el resto de la década de los 60 continuarían los aires de cambio, los Altos Hornos siguen funcionando, los Beatles sacaron nuevos discos, algunas revoluciones triunfaron y el hombre pisó la Luna. El Barakaldo no volvería a pisar la Segunda hasta el gran ascenso del 72. Ahí seguían los Goyenechea, Méndez y Tito…héroes de los 60 en un Barakaldo luchador que no cesó en su noble empeño de devolver al club a la categoría de plata del fútbol. Una constante. Ahí seguimos.

David Palma para Histórico Barakaldo C.F.

FÚTBOL SIN MOVIOLA

barakaldo-c-f-lasesarre-real-sociedad-1948
Un partido del Barakaldo y 22.000 recuerdos diferentes en Lasesarre
….y llegaba el domingo por la noche. La familia al completo se arremolinaba frente al televisor disfrutando de la cena y viendo el telediario. Si eran futboleros, luego llegaba Estudio Estadio. Amplios resúmenes de las mejores jugadas Vaya golazos!! Y vaya paradones. La “R” de repetición en la parte superior derecha de la pantalla hacía recrearte en el regate que dejaba sentado al defensa para sacar la zurda y clavar el balón en la escuadra. Y como no, esa polémica!! ¿Fue penalty? ¿Estaba en fuera de juego?. Había repeticiones suficientes para aclararlo o mantener el debate hasta el día siguiente en colegios y trabajos. Eran fenomenales las noches de los domingos.
Pero no, a muchos no nos parecía suficiente. Porque esa tarde del domingo no estuvimos ni en San Mames ni en Atotxa, no estuvimos en El Molinón, tampoco en Las Gaunas. La pasamos como siempre puntuales a las 5 en Lasesarre. Y amigos, ahí no había moviola.
Si tenías un poco de suerte ese fuera de juego no te pillaba hablando con el de al lado. Y si te acompañaba la mala fortuna la jugada del gol te cogía demasiado lejos no pudiendo distinguir su autor. Aunque a eso, hay que señalarlo, los seguidores del Baraka le ponían remedio cambiándose al fondo de ataque del equipo. Los de preferencia cubierta hacían por acercarse también. No todo iban a ser desventajas.
Para otras cosas el remedio era difícil. Cuando disfrutábamos de un golazo, lo hacíamos solo una vez, no íbamos a verlo nunca más. No había televisión en el campo para repetirlo una y otra vez durante la semana, y los reportajes, y al año siguiente recordando el enfrentamiento, y todos los años…y es que es precisamente eso lo que contribuye a precisar los recuerdos. Todavía seguimos gozando golazos de los ochenta en un precioso ataque de nostalgia retro. Pero no los nuestros. Los nuestros no. Esos los tenemos que rescatar del baúl del olvido. Además nos gusta hacerlo.
Gracias a las Teles locales
Con la revolución de Internet se ha democratizado bastante el fútbol. Sabemos que podemos despistarnos un poco porque enseguida estará al alcance de un click cuantas repeticiones deseemos. No había clicks en los tiempos de la Tercera de los primeros ochenta, ni tampoco en la 2ªB de los finales 80.
Llegaron los 90, con ellos la TV local de Barakaldo, TELE 7, dispuesta a subir la vetusta escalera situada en tribuna que conducía al intimidante cubículo de TV. Si te olvidabas que ahí en lo alto estabas a merced de los elementos o de que en algún mítico pataleo se rompiera la madera, la posición no era mala. Seguridad en el trabajo tampoco, preferible subir con arnés.
Pero ahí estaban, dispuestos a grabar los partidos para emitirlos al día siguiente. También amplios resúmenes del ambiente de los derbys. Suponemos que celebrando el centenario de la entidad ya ha pasado por la cabeza de sus actuales profesionales rescatar documentos imborrables de la extensa videoteca que deben tener. Trabajo arduo. Es más, ya lo ha empezado a hacer y hemos podido disfrutar de algún partido de play-off como el Baraka – Levante del 94 que ha podido de nuevo ver la luz volviendo a nacer contribuyendo a precisar nuestros recuerdos. Fútbol para el recuerdo.

Hasta que eso llegue seguiremos recordando como tesoro personal aquel día en el que Iñaki Moreno agarró el balón en media cancha y empezó a tirar paredes y gambetas, tremendo chicharro dejando atrás contrarios y patas arriba Lasesarre. O aquella hermosa chilena de Gamboa al Manlleu. También los penaltys inmisericordes de Imanol Ibarrondo noqueando a algún desgraciado portero.
Nos gustaría volver a disfrutar de los paradones del portero del Hullera, impresionante y ovacionada actuación y eso que se llevó 6 para casa. O como no, las diabluras de Eguiguren en el área. O podemos remontarnos mas en el tiempo para revivir los goles de Goyenechea o las genialidades de Sarabia en aquel año mágico que casi ascendemos a primera, recrearnos con las imágenes del ascenso del 88. Y volveríamos a disfrutar con el partidazo que soltó el Baraka en aquel 2-1 al St. Andreu en el 91, o las 14.000 decisiones erróneas del trío arbitral, las otras 14.000 en las que acertaron, o al revés no lo sabremos. Era fútbol sin moviola…

                                                                                                                                     Alberto Sánchez