HISTORIA DE LA PEÑA PEÑAROL (1984-88)

Vamos a relatar la historia de la mítica PEÑA PEÑAROL. Lo haremos de la mano de los recuerdos de uno de sus miembros más destacados César Sánchez Medina, más conocido en Lasesarre como “ESKOCÉS”.

FUNDACIÓN Y PRIMEROS AÑOS (1984-86)

barakaldo-cf-pena-penarol-1985
Muy querido en Barakaldo el banderón de la Peña Peñarol

Cuando un gran gualdinegro y compañero de grada desde hace más de 20 años me pidió que escribiera la pequeña gran historia de la mítica PEÑA PEÑAROL, me vinieron al instante miles de recuerdos del viejo Lasesarre y de muchos campos de Euskal Herria, en especial vizcaínos.

El Baraka había descendido en la temp. 83/84 y militaba en Tercera división, el escalón más bajo en la historia del Baraka. Como consecuencia la afición también había pegado un pequeño bajón, lógico tras años de muchos logros.

La peña nació en 1984 cuando varios jóvenes de nuestro pueblo decidieron formar un grupo de animación acudiendo a Lasesarre para alentar al Baraka y recuperar la ilusión de la grada. Un grupo singular con gente como el difunto Flaño y su corbata gualdinegra, Zas, Javi, Muga siempre tirando aquellos enormes petardos, Bugedo, los gemelos, el pajarero, Bugedo, Rafa o los inigualables Manolito y Juako, además de un montón de jóvenes y niños que sin saberlo formarían más tarde parte de la historia de nuestro club. Todos ellos comandados por el presidente eterno de la peña Jose Luis Elías Martín, más conocido como Elías, panadero de profesión y gualdinegro de corazón.

El nombre de la peña hace alusión al gran PEÑAROL de Montevideo, equipo por excelencia de Uruguay, cuya elástica coincide con los colores del Baraka, al que así se le denominaba desde de década de los cincuenta.

La peña disponía de dos bombos, platillos, alguna pancarta, varias banderas y lo más preciado…un gran banderón que se sacaba en todos los partidos de Lasesarre y en los importantes de fuera de casa. Todo este material se guardaba en el ambigú principal del campo situado detrás de la tribuna principal. Mención especial para nuestra querida Juli (DEP) que regentaba el susodicho ambigú; ella fue quién nos confeccionó el banderón y ayudó a la peña en todos sus aspectos. Aún recuerdo el muletazo que le dió en Santoña a un facha. “Se hubiera merecido dos” recalcaba…grande Juli.

Eran partidos en “campos de fútbol” en los que el olor a reflex llegaba a la grada y el barro te salpicaba la cara. Amorebieta, Erandio, Santutxu, Durango… Recordamos esa mañana del 85 en la universidad de Deusto para ver un Deusto – Baraka. Posiblemente la única vez que muchos miembros pisamos la universidad.

Aquella primera etapa culminó con la invasión de campo de la temp. 85/86 tras conseguir el subcampeonato y lograr clasificarse para jugar el play-off a una única eliminatoria contra el Mallorca Atlético. Se saltó al campo con banderón incluído. No se me olvidará la cara de un camarógrafo de TV rogándonos que no tocáramos la cámara y una piara de chavales saltando totalmente exaltados alrededor de ella. Estábamos locos por salir en la tele.

Llegó el play-off , ganamos en casa 3-1 y para el partido de vuelta en Mallorca se intentó fletar un vuelo charter para acudir a la isla y animar al Baraka. Se necesitaban 150 personas y un buen dinero. No se consiguió la meta pero por lo menos se intentó. No queríamos que el Baraka estuviera solo. La eliminatoria se acabó perdiendo lo cual nos indicaba que seguiríamos un tiempo más en Tercera…

EL ADIÓS A TERCERA (1986-88)

barakaldo-cf-pena-penarol-1987
El carné de socio de la peña y…Aupa Barakaldo !!

Los miembros de la PEÑA PEÑAROL eran de carácter obrero y estudiantil con un claro sentimiento de izquierdas, fiel reflejo de su pueblo Barakaldo, pero jamás mezcló la política y el fútbol. La pasión era el Baraka y aunque fue una década convulsa en Euskal Herria, la peña no estaba polítizada y nunca estuvo involucrada en incidentes exceptuando los típicos piques con aficiones cercanas en calentones momentaneos propios de aquellos campos bizkainos donde la gente estaba tan próxima y que se resolvían con unos copazos todos juntos en el ambigú. Bien es cierto que la histórica rivalidad con el alavés provocó algún altercado en Lasesarre y Mendizorroza donde alguna vez tuvimos serios problemas. Pero eso era una isla dentro de un mar de tranquilidad en las gradas.

El Baraka seguía peleando en la Tercera, que daba para muchas anécdotas como aquella en la que dos miembros de la peña fueron en tren un miércoles copero a Eibar con la promesa de volver en el coche de un seguidor gualdinegro que iba directo al partido. Caímos eliminados y a la salida de Ipurua se dieron cuenta que el tipo no había ido. No había coches para volver. Ni buses, ni trenes hasta el día siguiente. No quedaba otra que rogar a los jugadores del Baraka para que convencieran al club y les hicieran un hueco en el bus para regresar con ellos. O aquella tras un 6-0 del Baraka al Santutxu en la que un tipo nos preguntó por el partido. “6-0?? no jodas” “ke pasa, eres del Santutxu??” “No, pero el portero es mi hermano”…Que tiempos….

Al final de la temp. 1986/87 la peña ocupó un vagón completo de FEVE con destino a Zalla. Según entramos con bombos, platillos, cervezas..etc vino el revisor abrumado y de muy buen rollo nos pidió que nos portaramos bien. Le dijimos que eso estaba hecho y según salió del vagón cogimos prestado un extintor. En aquel partido, que se ganó 0-1 y que mantenía viva la ilusión del ascenso se produjo una trifulca tremenda cuando un jugador del Zalla agredió al por entonces entrenador del Baraka Ricardo Moreno. El jugador argumentó que le había llamado “español” y Moreno corroboró la historia pero aseveró que no se atacaba a nadie por la espalda…impagable. Tampoco se pudo ascender esa temporada tras un partido final dramático en Lasesarre contra el Lemona. Habría que esperar un añito.

Y la temporada 1987/88 con Amorrortu de entrenador nos trajo el momento más feliz de la PEÑA PEÑAROL. Mayo de 1988 en Portugalete. No falló ni un solo miembro, la ilusión era tremenda y cuando la lluvia arreó con fuerza nos refugiamos debajo del banderón. Muchos estuvisteis allí. El Baraka ganó 1-3 pero incluso antes de que el partido acabase se invadió el campo de La Florida para celebrar el ansiado ascenso. La alegría se trasladó a las calles barakaldesas. Hubo un recibimiento al equipo por el paseo Los Fueros hasta el ayuntamiento, muy parecido al último ascenso a 2ªB pero ciertamente con mucha menos gente. Como anécdota final y cual película de Berlanga se tratase diremos que el club utilizó el banderón de la peña en la celebración. Con el día de perros que hizo se mojó, no se puso a secar adecuadamente y se pudrió. Esto es Baraka chavales.

Habíamos abandonado por fin la Tercera división, el fútbol de bronce nos esperaba…

LA 2ªB Y EL FINAL DE LA PEÑA (1988-1990)

barakaldo-cf-aviles-industrial
Conservadas como tesoros las entradas del barakaldo

Con la nueva categoría recién estrenada nos enfrentamos a rivales de fuera de Euskadi y empezamos a viajar un poco más lejos. En el 88 viajó un autobús completo a Avilés. Se pasó el día en Gijón donde nos preguntaban de donde coño habíamos salido y qué partido íbamos a ver. Un señor del Sporting se indignó bastante al vernos bebiendo sidra a morro. Normal.

Desplazamiento cercano en esa misma temporada 88/89 pero digno de reseñar fue el de San Mames contra el Bilbao Athletic. La hinchada del Baraka acudió de forma masiva, la peña se ubicó en la grada sur de pie y quemó nitrato potásico con azúcar que provocaba una gran humareda ante la mirada atónita de la gente y algún pequeño reproche, con toda la razón del mundo, de algún socio rojiblanco. El tema del nitrato era algo habitual en la PEÑAROL. No había ningún control de acceso y lo comprábamos a un precio barato en Drogas Antón. “Nitrato potásico de Chile” ponía en la caja. Se juntaba con azúcar en la dosis requerida y la humareda era brutal. Era otra época.

En ese partido acudieron 25.000 personas a San Mames para presenciar aquel gran empate a dos, con gol de Astiazaran, ex-presidente de la Real Sociedad y de la LFP. Tengo que contar una anéqdota de éste tipo. Por aquel entonces solíamos bajar a Lasesarre a ver los entrenamientos y en uno de ellos se acercó hacia nosotros diciendo que quería ver una bandera inglesa detrás de la portería, que le motivaba mucho, que la compráramos y él nos daba el dinero. Solo diré que así fue. Es reseñable también el desplazamiento de dos autobuses a Santander. Era el año en el que se reinaguraba el Sardinero, creo recordar. Cuando la gente comenzó a animarse y cantar y tal, en algunos bares no nos querían dejar entrar. Ni que fueramos hooligans!!

Fruto de algunos años metiendo ruido con el Baraka el peluquero y escritor Barakaldés Carlos Ibañez mencionó a la PEÑA PEÑAROL en el libro que escribió en conmemoración del 75 aniversario del Barakaldo C.F. “BARAKALDO C.F. 75 años de historia (1917-1992)”.

No hubo una razón concreta que determinase la desaparición de la PEÑAROL. En gran medida se debió a que varios habituales dejaron de bajar a lasesarre y se fue enfriando el ambiente. La dejadez y la pereza se fue adueñando de la peña. Una lástima, pero por fortuna unos quinceañeros aguerridos quisieron tomar el relevo y junto con miembros de la PEÑAROL que querían seguir activos formaron el Colectivo Gualdinegro el 27 de Enero de 1991. Esos chavalillos ya no lo son tanto y cumplen ya 26 años en la brecha. Pero eso será otra historia…

Esto es un poco el resumen de lo que fueron esos maravillosos años y las anécdotas que recuerdo. Muchas se han borrado de mi mente por el paso de los años. Pero lo que no se me olvida es que en aquellos años y en aquella peña empecé a amar al Baraka.

Eskocés para HISTÓRICO BARAKALDO C.F.