OCTAVIO BASSÓ. ARGENTINO Y GUALDINEGRO

Una de esas historias que te hacen reencontrar la pasión por escribir en gualdinegro llega cuando Agustín, hermano de Octavio, nos envía un par de goles, saludos desde 10.000 kilometros y la confesión del delantero santaferino de su amor por el Barakaldo C.F. Al tiempo, el periodista y socio del Barakaldo C.F. Ander Garrido, desempolva un artículo fabricado en sus tiempos de universidad de la mano de los recuerdos una persona que le conoció bien, Iñaki Zurimendi y del propio atacante argentino. No podemos más que agradecer y publicar íntegramente ésta delicia de texto, El breve paso de Bassó por el club no hace más que alimentar el curioso viaje por el mundo del balonpié de un futbolista que dejó huella.

No creo que haya, en los tiempos que corren, ningún niño que admita que su sueño es ser jugador del Baraka, al igual que ningún chaval gallego dirá que su propósito en la vida es vestir la camiseta del Rápido de Bouzas o una chiquilla melillense quiera pisar La Espiguera vestida de corto antes de morir. Y en el caso de que  de estos tres supuestos llegara a ocurrir, recomiendo encarecidamente a los padres de esa criatura pedir cita en la consulta de un especialista lo antes posible. Sí admitiría que soñaran con jugar en el Olímpico de Roma, Stamford Bridge, el Parque de los Príncipes o Anfield. Incluso, qué cojones, debutar con el Athletic club de Bilbao, pero no con un equipo como el Barakaldo.

Aunque en los últimos años haya aflorado la idea de convertirse en youtuber o influencer (el típico flipado de toda la vida –en muchos casos–, pero con una cámara y conexión a Internet–siempre–), la más reciente encuesta anual publicada por la compañía de recursos humanos Adecco revela que casi uno de cada cinco niños españoles quiere ser futbolista. Y es un dato que no sorprende. De hecho, cuando son preguntados por su jefe ideal, contestan que quieren que sea Messi, Cristiano Ronaldo o Sergio Ramos. El día que se enteren que la mayoría de ellos son semianalfabetos y que defraudan a Hacienda será una risa. Y sí, es una generalidad y siempre hay excepciones, pero en el mundo del fútbol cada vez es más difícil salirse del estereotipo de peinados extravagantes y camisetas ceñidas. Filipe Luis, lateral del Atlético de Madrid y uno de estos jugadores diferentes, dijo en una entrevista publicada en El Mundo el 12 de octubre de 2017 que “los jóvenes creen que si van con un neceser de marca bajo el brazo, unas zapatillas de 400 euros y ocho tatuajes ya son estrellas”. Los deportistas en general —y los futbolistas en particular— no suelen salir de ese estándar. Y, por eso mismo, cuando aparecen historias que trascienden el típico patrón, merece la pena que alguien las saque a la luz.

descargaOctavio Bassó (Santa Fe, 1983) fue el tercer argentino que vistió la zamarra del Baraka. Antes lo habían hecho Cioffi (marcó dos goles durante la temporada 78-79) y Osvaldo (durante la 80-81); después de él llegó Comini. Bassó fue oficialmente presentado por el expresidente Miguel Acero ante los medios de comunicación el 10 de enero de 2006. El jugador, que llegó procedente del Atlético Unión de Santa Fe, había salido de su ciudad natal a 40 grados y declaró tiritando durante aquella noche invernal que “con las ganas de jugar se superarán todas estas dificultades”. Ahora, más de diez años después, admite –con una pausa que enmudece al interlocutor–que recuerda ese acto con mucho cariño: “Cuando me puse la ropa para dar unos toques al balón tenía las piernas moradas del frío. Sufrí bastante durante los primeros días”. Pese a ello, reconoce una rápida adaptación a su nueva vida. “Me integré pronto a ese grupo y al club porque me acobijaron muy bien”, añade.

Aunque esa fuera su presentación en sociedad con la gualdinegra, no era la primera vez que el joven delantero estuvo cerca de pisar el Campo de Fútbol de Lasesarre, que en aquellos días ni siquiera había cumplido los veintitrés. Durante el verano de 2005 y con 22 años, Iñaki Zurimendi le quiso reclutar para el club en plena pretemporada con el equipo, pero por distintas razones no se dio. “Por algunas cuestiones que tenían que ver con mi situación contractual con Unión no pudo hacerse el fichaje por el Barakaldo y, bueno… tuve que esperar unos seis meses”, comenta algo resignado. El técnico sonríe orgulloso cuando se le recuerda el nombre de un jugador que, aunque no figure en demasiados episodios de los libros de historia del club, dejó un gran recuerdo. Se sorprende, incluso, cuando le cuento que tengo concertada una entrevista con él al día siguiente. “¡Claro que me acuerdo, si lo fiché yo!”, dice el de Alonsotegui con el tono dicharachero que le caracteriza. “Era un jugador muy trabajador, un chico muy simpático y un gran compañero. Fue una pena que no estuviera con nosotros desde el principio”.

La realidad es que ese no era su primer fichaje frustrado con un club extranjero. Con 19 años, decidió, al igual que muchos otros jugadores latinoamericanos, participar en un campus de futbolistas en el sur de Italia que podía servir de escaparate para muchos jóvenes. Tras esa prueba que pudo haberse convertido en la parrilla de salida para una prometedora carrera, el Associazione Calcio Venezia (actualmente Venezia Football Club) de la Serie B se fijó en él y en algunos de sus compatriotas. Conocedor de que podía acabar firmando por un club transalpino y de la política de jugadores extranjeros que podían aceptar los equipos, ya había iniciado en Argentina los trámites para nacionalizarse español antes de partir hacia Europa, de manera que en ningún caso iba a ocupar una ficha de extracomunitario, por la que se pelean –siempre metafóricamente hablando– los jóvenes. De hecho, el conjunto arancioneroverdi que acabó en vigésima posición aquella temporada tenía un total de seis jugadores sudamericanos (cinco argentinos y un brasileño) en su plantilla. Pero la burocracia le jugó una mala pasada. Su representante le llevó hasta Venecia tras haber dicho a los dirigentes de la entidad que el pasaporte estaba en regla sin esperar a que terminaran las gestiones, y por eso mismo comenzó la pretemporada con el equipo. Por desgracia para Bassó, el plazo de fichajes se cerró sin que se pudiera completar el proceso que le haría español, por lo que tuvo que volverse a Santa Fe de vacío al no quedar fichas libres.

Más tarde llegaría su debut con el primer equipo de Unión el 15 de agosto de 2004 que el diario El Litoral de Santa Fe destacaba así: “Bassó se mostró muy participativo, sobre todo para colaborar en el juego aéreo defensivo haciendo pesar su 1,91 metros de altura. No desentonó y ratificó que es un jugador para tener en cuenta”.

181134_1
Bassó con la rojiblanca del “Tate” Unión de Santa Fé  https://www.ellitoral.com/index.php/id_um/149303-el-jugador-de-union-que-quiso-ser-sicologo-y-actor-la-historia-de-octavio-basso.html

Ahí estaba, un par de temporadas después de su primer intento por recalar en un club europeo, muerto de frío en Lasesarre tras firmar, por fin, su contrato. Lo curioso es que pronto descubriréis que esa no era su ambición real en la vida. Ni mucho menos. Ha pasado más de una década desde aquella presentación en la que prometió “romperse en la cancha” y todavía es capaz de recitar de memoria casi la totalidad del plantel de aquella temporada 2005-2006 que terminó, como él mismo recuerda, con un agónico partido frente a la Real Sociedad B a domicilio que certificó la permanencia por un solo punto (el filial txuriurdin terminó segundo tras el Salamanca). “Iñaki Zurimendi, del que guardo un gran recuerdo, el fisio Santi Campa, que me dio una mano enorme cuando estuve allá, Fernando –el utilero– […], Joseba del Olmo, Urbano, Unai Alba, Armendariz, me acuerdo de Jon Altuna, de Joseba Iglesias, de Lombraña, de Isaac Cortés –duda un poco pero acierta–, de Álex Hernandez, que era lateral derecho…”.“Era un vestuario tranquilo, unido. Por lo general y a pesar de lo que se estaba viviendo, reinaba el buen clima. Entendíamos hacia dónde tenían que apuntar todas las ideas, todas las ganas, toda la motivación… Mucho tuvieron que ver jugadores como Urbano, Unai Alba o Armendariz”, dice.

Algunos aficionados con buena memoria todavía recuerdan –y gracias a ellos lo sé yo, que por entonces tenía diez años– el doblete que metió el argentino en Zalla para remontar en el descuento (empató en el 91’ y metió el gol de la victoria en el 94’, llevando el delirio a la vieja tribuna en la que un centenar de aficionados aurinegros se agolpaban en Landaberri) o su absurda expulsión en un partido frente al Burgos tras marcar uno de los goles que daba la victoria al equipo por 3-1. Tras anotar, Bassó se dirigió a un padre y su hija, argentinos y aficionados al Barakaldo como los que más, para abrazarlos y dedicarles el gol. “El juez me dijo que estaba poniendo en riesgo la seguridad de la grada y me sacó la segunda amarilla”, cuenta. El hecho es que el club recurrió esa amonestación aportando vídeo de lo ocurrido y se la retiraron, por lo que pudo jugar el siguiente partido.“El partido de Zalla nos dio el aire, el respiro y la fuerza para poder dar el último empujón hacia la salvación. Y la del Burgos es una historia muy linda y muy triste, porque la pequeña me había pedido que le dedicara un gol. Me expulsaron y no lo comprendí”. Me sorprende el grado de exactitud con el que cuenta estas anécdotas, que admite recordar “con mucha simpatía y con mucha nostalgia”.

DOS GOLAZOS DE BASSÓ, ANTE EL BURGOS C.F. Y EL DEL DESCUENTO EN ZALLA

Y no exagera. Aquel año solo se pudo respirar con alivio el 28 de mayo, una vez terminada la trigésimo octava jornada. Después de pasar la mayoría de fechas en zona de descenso, un gol de Joseba del Olmo certificaba la permanencia en Anoeta, a donde viajaron cientos de aficionados que una vez finalizado el partido esperaron a los jugadores para un último saludo. Al final descendieron Zalla, Portugalete, Alavés B, Durango y Amurrio. “Nos saludaban y nos agradecían el esfuerzo que hicimos por mantener la categoría y la dignidad del club en esa pelea por la Segunda B. Es un recuerdo muy grato que guardo en mi memoria, fue un momento muy hermoso”, recuerda ahora. “A día de hoy se me pone la piel de gallina al recordarlo”

históricobarakaldocf bassó
Bassó despidiéndose de la afición en su último partido con el Baraka.                        Anoeta (28/05/06)  Foto:CanalBarakaldo

Pero ninguna de esas dos son comparables, según Zurimendi, a su favorita. Le recuerda como un gran trabajador y un gran jugador, pero, sobre todo, como alguien “muy maduro”. En sus primeros partidos, quizá por los nervios de querer demostrar toda su valía o simplemente por su forma de ser, el técnico le veía como alguien “impulsivo, que podía dejar en cualquier momento al equipo con un jugador menos por cualquier tontería”. Y en la situación que estaba el equipo, no era algo que podía ocurrir. Por eso mismo, en el descanso de un partido en Lasesarre –“Me acuerdo incluso del sitio exacto del vestuario en el que tuvimos esa conversación”, me dice Iñaki–, apartó a Bassó para decirle que se calmara porque el nerviosismo que mostraba podía jugarle una mala pasada. “Profe, usted tranquilo”, le dijo Octavio. Zurito me relata imitando el acento argentino una de las charlas más surrealistas que ha tenido nunca con un jugador: “Cuando yo salgo a la cancha –le suelta Octavio–, busco al más tonto y, cuando lo busco, lo encuentro. En todos los equipos hay un tonto, no se preocupe”. “Te puedo asegurar que las dos veces que buscó las cosquillas al rival, el que se fue expulsado no fue Bassó. La madre que me parió. Era más veterano que los de treintaytantos”.

Tras seis buenos meses en el pueblo y una vez terminada la temporada, Bassó decidió tomar una decisión que cambiaría su vida a partir de ese momento: dejar el fútbol de manera inmediata. Su lesión –sufría una triple operación de ligamentos en la rodilla derecha desde varios años antes– y sobre todo sus ganas de formarse como sicólogo, que en realidad era su meta en la vida, le pudieron. Un futbolista que lo deja todo por empezar a estudiar. Lo relata así: “Cuando estaba en el Baraka, cada vez fue más fuerte el deseo de poder continuar mi formación en otros aspectos. El deseo de convertirme en sicólogo hacía rato que me venía dando vueltas y tenía muchas ganas de formalizar ese deseo. Cuando regresé a Argentina de vacaciones me entraron las dudas e incluso intenté compaginarlo, pero no pude. El ritmo itinerante del fútbol no me dejó”. Un futbolista que cuelga las botas para coger un libro. Se me podrían ocurrir miles de bromas, pero no puedo hacerlas. No me salen. Se sacó la carrera en cinco años y actualmente ejerce en la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, un organismo del Estado, atendiendo a mujeres y niños víctimas de violencia. También tiene una consultoría privada, ha publicado el ensayo sociológico Ruta crítica: trayectoria de mujeres en situación de violencia y expone en congresos de sicoanálisis.

images
Bassó en una reciente obra teatral

El teatro también es parte de su vida: ha participado y escrito varias obras que se han representado en grandes salas. Y creo que, después de todo, es un hombre feliz. Muchos de nosotros hubiéramos firmado por dedicarnos a jugar al fútbol y vivir de ello, pero él decidió hacerse a un lado para seguir su sueño, que no era otro que estudiar y dedicarse a la sicología. Por eso mismo, lo único que espero es que ese especialista al que deben visitar los niños que sueñen con jugar en Lasesarre o en cualquier campo de equipo desgraciado de puntos indeterminados de la geografía española, sea alguien como Octavio. Más como él, por favor.

ANDER GARRIDO

ÁNGEL CALVO

1ängel Calvo barakaldocfÁNGEL CALVO Olascoaga (Barakaldo 1919-1990). Jugador del C.D. Baracaldo Altos Hornos (1943-44) y (1951-52). En el medio disfrutó de una dilatada carrera como goleador de Primera División en el RCD Español de Barcelona. Llegó a marcar 92 goles, 23 de ellos con la elástica gualdinegra.
Como entrenador se sentó en el banquillo de Lasesarre en dos etapas. La primera (1952-55) coincidió con la gran época dorada del club llegando a disputar la liguilla de ascenso a Primera División 1953/54 tras acabar en segunda posición de la tabla por detrás del desde entonces denominado “glorioso” Deportivo Alavés en lo que fue el origen de la gran rivalidad de los dos conjuntos vascos. Todavía a día de hoy sigue siendo la mejor clasificación histórica del Barakaldo C.F.
En las filas de aquel legendario equipo militaban hombres como Ariznabarreta, Bergareche, Pedrín. Iriondo…. a pesar de lo cual encontramos en esos años unas curiosas declaraciones del Míster en las que opinaba sobre el bajón de nivel del jugador barakaldés, otrora punta de lanza del balonpié ibérico.

angel calvo barakaldocf históricobarakaldocf
Ángel Calvo y el nivel del futbol barakaldés

Sin duda nos encontramos ante el momento estelar del fútbol fabril acostumbrado desde los inicios del deporte inventado en las islas británicas a codearse cerca del top nacional.
Tras entrenar, también en Segunda División, al C.D. San Fernando y al mítico S.D. Indauchu, volvió a su ciudad natal para intentar el retorno a la categoría de plata de un por entonces denominado Club Barakaldo A.H.
Cogió las riendas del equipo en 1966 logrando en su segundo año y coincidiendo con el 50º aniversario de la entidad (bodas de plata 1967) la clasificación para el play-off de ascenso que perdería en una recordada eliminatoria frente a la U.D. Salamanca (1968).
A mediados de la temporada 1969/70 fue sustituído por Carmelo Cedrún. Ya se habían sentado las bases del ascenso del 71 y el inicio de los años 70, la segunda época dorada del club.
En la imagen de un Lasesarre 1968 con la hierba por cortar, vemos el primero por la izquierda a ÁNGEL CALVO junto a los directivos de la época.

baracaldo cf 1968
Ángel Calvo, una vida ligada al Barakaldo C.F.

Mas datos sobre la trayectoria de Ángel Calvo en el R.C.D. Espanyol pinchando aquí.

UNA HISTORIA CENTENARIA

lasesarre historicobarakaldocf
La Cábila. Lasesarre. (“Barakaldo CF 1917-1992. 75 años de fútbol” Carlos Ibañez)

¿Cuanto tiempo debe transcurrir para que una historia se convierta en Historia? Esa fue la primera pregunta que nos planteamos al iniciar nuestra andadura allá por noviembre de 2013. Para responderla asumimos la premisa de que ninguna publicación tendría que generar debate.  Nos ha ido bien imponiéndonos unos años de diferencia para contar las venturas de nuestro equipo. Se coge distancia, se ven mas claras. Así, apenas hace dos años comenzamos a rememorar el ascenso del 2012, como evitamos referirnos a jugadores en activo y dejamos cerrar los ciclos del club antes de valorar su peso en la historia.
Difícil sin embargo ha sido abstraerse de momentos que parecían caminar sobre las aguas del relato. Hitos del club. Intentamos, sin conseguirlo, estar ajenos a la inmediatez de aquel millar de hinchas que se desplazaron a Logroño persiguiendo el play-off del 2013. O derrotas escandalosas que se encaramaban en lo alto de la estadística como aquella de Cuenca 2014. Eliminatorias de Copa fantásticas con premio de estadio europeo, Valencia 2015, y rectas finales de liga con sabor amargo tras liderar la competición en 2016. Play-off en Catalunya incluido.
Las redes fueron testigo de como de alguna u otra manera reflejamos esos hitos con crónicas inmediatas fruto de la pasión dejando, eso si, el análisis reposado, extendido con sus datos para futuras publicaciones en el blog. Facebook nos servía para testimoniar esos relatos que ya eran por sí históricos.
Y llegó el Centenario. Abrimos cuenta en Twitter y saltándonos nuestros protocolos decidimos hacer un seguimiento en lo que consideramos un homenaje a la Historia del Barakaldo C.F. Parecía que presente y pasado caminaban de la mano. Encontrábamos sentido a cada cosa que escribíamos y jugábamos con las décadas incorporando las celebraciones de los 100 años del club. Y pasó el invierno como si congelase la primavera. Adiós. Todo cambió.
Desde Marzo de 2017 no levantamos cabeza (nosotros, históricobarakaldocf). No hemos asimilado todavía. Retrocedimos cautos, eso era normal. Pero se perdieron muchas fuerzas/horas en el camino ejerciendo de aficionados. Te arrastra la actualidad en el peor de los sentidos. Ya no eran hitos de los que era imposible escapar y podíamos soltarlos en las redes sin miedo a perder nuestra visión histórica de los hechos. Fueron cosas tan graves, de tanto desgaste social que a pesar de su trascendencia histórica fuimos incapaces de relatar. También faltaban ganas de narraciones del pasado, atenazados por el presente. Ya no caminaban de la mano.
Por eso es importante la retaguardia. La distancia. Dejar pasar los años. Seguir recopilando. Información, imágenes, referencias. Ver la claridad de las cosas. Por eso nos seguimos preguntando cuánto tiempo transcurrirá para cerrar el ciclo y poder contar la historia. Ahí estaremos, no tenemos prisa, la contaremos, es una historia centenaria.
Histórico Barakaldo C.F.

1984

Dependiendo de a qué tipo de persona le preguntes te podría hablar desde la celebrísima novela distópica de George Orwell, pasando por el doblete conquistado por el Athletic Club o llegando, quizás, hasta la trágica muerte de Paquirri en Pozoblanco. Para los gualdinegros, en cambio, el año de 1984 será penósamente recordando por el rápido descenso a los infiernos. A tercera. A la Cuarta categoría nacional tan solo 6 campañas después de casi llegar a la Primera. Ésta es la historia de esa caída.

ferrol -barakaldo foto zamora contra el river
Barakaldo y Sestao. Vidas cruzadas en los años ochenta. (El gualdinegro Zamora 83/84).

LA CRISIS

descenso 1981 historico barakaldo cf
Descenso a 2ªB. 18 de Mayo de 1981

El descenso del 81 dejó tocado al club tanto socialmente, con una gravísima crisis institucional y una considerable bajada de espectadores en Lasesarre, como económica y deportivamente. En el apartado monetario la perenne carencia de recursos de la entidad se volvía insoportable. Se venía arrastrando una deuda de 30 millones desde 1982 curso en el que se hizo cargo de la presidencia apodaca histórico barakaldocfD. Santiago Apodaca. Presidente de urgencia tras tres convocatorias con ausencia de candidatos y riesgo de toma de control por parte de la Federación Vizcaína de Fútbol. Bajo su mandato se tomó la decisión, precisamente para atenuar esa deuda, de convertir a los jugadores de profesionales a amaters con lo que muchos fueron marchando; en el ámbito meramente futbolístico el Baracaldo C.F. volvía a una categoría que solo conocía como campeón en 1980, un año después de su creación.

Un par de campañas compitiendo de mas a menos (sextos y catorceavos respectivamente) para comenzar la temporada 1983/84 con no demasiadas ilusiones entre la parroquia fabril que quizás venía acostumbrada a mayores espectativas. Un equipo remozado con jugadores como Garrido, Barrio, Beraza y Trijueque. Otros jóvenes que provenían del plantel de la temporada anterior como Tarrio, Eguiguren, Javi, Calvo, Hernández y Fuentes. Quedaban como supervivientes del paso del Barakaldo por la categoría de plata tres años antes los Juan Ángel, Zamora y Uribe  además de la vuelta de San Pedro y la de Juanjo Benito tras su periplo andaluz. Sumamos a ellos  la incorporación del muy experimentado Juan Carlos Vidal. Todos dirigidos desde el banquillo por Jesus Izaguirre en el que sería su segundo año de Míster.

Otro punto importante a destacar era que el habitual proveedor de jóvenes talentos como era el Bilbao Athletic ahora se encontraba un escalón por encima del Baracaldo C.F. disfrutaba de la 2ªA donde jugaban los cachorros más prometedores de Lezama. Déjamos por varios años hasta bien entrados los noventa de ser el segundo equipo de Bizkaia y por fuerza se tenía que notar.

eguiguren logrones historico barakaldo cf 1983
Eguiguren rodeado de riojanos en el bochornoso debut liguero en Lasesarre

Así llegó septiembre del 83 y tan solo una semana después de las inundaciones que asolaron Bizkaia comenzó la temporada con tres derrotas seguidas (el debut en casa fue un sonrojante 0-4 frente a u C.D. Logroñes que subiría finalmente a 2ªA) que situaba colista al conjunto gualdinegro y un objetivo no esperado, el de la salvación. Un Barakaldo que nunca había pisado en su historia la cuarta categoría del fútbol nacional parecía que se veía por primera vez abocado a  supervivir en 2ªB como mal menor.

1983 historico barakaldo FC Andorra

En la fotografía Uribe y detrás Barrio, autores de la remontada para la primera victoria en casa (2-1) frente al F.C. Andorra pero otra humillante derrota, ésta vez en C.E. Sabadell F.C., a la postre también equipo ascensor junto al mencionado club riojano, certificaban que el sufrimiento de la cada vez menos numerosa hinchada fabril iba a ser largo.

sabadel historico barakaldo CF

LA COLA

Erandio historico barakaldo cf 1983Se van sumando nuevos tropiezos que abocan al cuadro fabril a instalarse en el furgón de cola desde el comienzo de la liga lastrando toda la temporada. Aunque el Barakaldo, tras una notable reacción en la recta final de 1983 donde ganan 4 partidos más ( Gimnastic de Tarragona, S.D. Huesca, S.D. Compostela y contra la U.E. Figueres el 31 de diciembre) encadenando una racha de victorias en casa y empates fuera que le permiten abandonar momentáneamente los tres puestos de descenso de la clasificación al final del año en favor de la  la SD Erandio Club  y la SD Huesca que rodaban en el tren el infierno con 13 y 14 puntos respectivamente, uno menos que los gualdinegros. En la imagen la pelea frente a los vecinos erandiotarras en Ategorri. El Racing de Ferrol se descolgaba último con 7. Éstos clubes junto al Arosa S.C. y Avilés Industrial serían los rivales del Baraka durante el resto de la temporada.historico barakaldo 1983 figueresBuen momento éste para añadir que aquella 2ªB la conformaban dos únicos  grupos englobándose los vascos y navarros junto a catalanes,  aragoneses, gallegos, asturianos además del C.D. Logroñes y el F.C. Andorra

En medio, el 30 de Octubre, se había empatado a cero en Lasesarre, con un Barakaldo que acabó el partido con 10 hombres tras la expulsión por doble amarilla de Benito, un derby de la margen izquierda con dos entidades que cruzaban nuevamente sus destinos. Ésta vez era el Sestao Sport Club el que venía trazando una línea ascendente y los siguientes años daría buena prueba de ello compitiendo a gran altura en 2ªA. En la imagen dos canteranos del Barakaldo. Hernández con la zamarra gualda y negra y Bardasco que fichó el año anterior por el River, que ya había degustado la categoría de plata con el Baraka y que disputaría cuatro exitosas temporadas mas con los verdinegros. Es el claro ejemplo de las distintas trayectorias que se proyectaban en ambos clubes.

Derby Barakaldo - Sestao (Temporada 1983-1984)
30-10-83 Empate sin goles en el derby de ezkerraldea

Y llega 1984. Los ojos del gran hermano puestos en logros de campeón mientras el futuro en Lasesarre se tornaba mucho mas gris que el habitual tono plomizo del cielo en Bizkaia.

Finiquitada la racha. Enero regresa a la realidad al Baraka con nuevas derrotas de foráneo. Fuera de casa era un drama sin paliativos. 6 derrotas y tan solo 3 empates. Mal, aunque siempre teniendo en cuenta la gran diferencia que existía en aquel fútbol entre los partidos en casa y a domicilio. Muy difícil rascar fuera y menos cuando el equipo no carbura. El empate del derby frente al Deportivo Alavés en el feudo fabril da por sentenciada la primera vuelta. La segunda quedaba para salvar la categoría un equipo donde las notas positivas estaban siendo la capacidad goleadora de Zamora, con su fiabilidad desde el punto de penalty, junto con las aportaciones de los debutantes Garrido y sobre todo Barrio que estaban gustando y mucho en Lasesarre.

Barrio historico barakaldo cf 1983.84
Barrio uno de los destacados de la temporada

EL POZO

Se iba librando el equipo de la zona roja gracias a Lasesarre como cierto fortín hasta la visita de uno de los gallitos el Sabadell  de Capó y Marañon que ya “se ensañó” en la Nova Creu Alta. Ahora, en casa, era el momento de dar un salto. 19 de Febrero de 1984. Partido esperado por un Baracaldo C.F. en una tarde lluviosa con terreno desigual (lo que viene siendo pasable por el medio y las bandas totalmente encharcadas) que formó con Felix en la puerta, Juan Ángel, Beraza, Calvo y Vidal. San Pedro, Garrido, Hernández en la medular. Zamora, Trijueque (Uribe 83′) y Eguiguren (Barrio 74′) arriba.

Y efectivamente salieron con bravura los pupilos de Izaguirre con un primer tiempo donde ahogaron al rival y se adelantaron en el 38′ merced a un penalty transformado en ésta ocasión por Hernández. La calidad del cuadro catalan hizo que poco a poco se asentaran en el terreno de juego y fruto de ello empezaron a desarbolar al joven mediocampo gualdinegro con rápidos contragolpes culminaron en los goles de la remontada en el minuto 57 y 70. Jarro de agua fría para las aspiraciones fabriles que unido a un nuevo fracaso a domicilio frente al C.A. Osasuna B la jornada siguiente hunden al equipo, ésta vez sí, en puestos de descenso.

lasesarre osasuna b histórico barakaldo cf
Primera vuelta frente al Osasuna B. Lasesarre obligado a ser un fortín para la salvación.

En Marzo llega el primer triunfo lejos de Lasesarre. Y la machada es que es en Las Llanas ganando 0-1 al Sestao Sport Club, desinflándose la alegría el domingo siguiente con el cuarto partido tirado en casa, ésta vez frente al Sporting B.

Y en Tarragona acerca del partido frente al Nastic (3-1) la prensa local vió un partido igualado “…porque los vizcaínos han sido realmente un rival de cuidado y que, al abrigo de su gol antes del minuto de juego, han hecho comprometido y nada fácil el triunfo del Nástic” añadiendo que “…en la segunda parte se vio amenazado por un Baracaldo, que no cejó en su espíritu de lucha, y que se acercó a Palomo repetidamente con intenciones nada tranquilizadoras”. A pesar de ello sumaron otra derrota que unida al palizón (5-0) del rival directo R. Avilés Industrial con el que además perdemos el gol adveradge particulat nos hace meternos en Abril con todo igual, un puntito por encima del infierno.

garrido 3-2 compostela historico barakaldo

Y las señales se hacen claras cuando con la quinta derrota en casa (1-2 frente al U.E. Lleida) Lasesarre abre los muros del feudo y se sobrepasan todos los diques de contención. “Y eso que no mereció perder este partido,  es más, contrajo méritos más que suficientes para alzarse con los dos puntos. Sobre el campo sólo existió un equipo ese fue el local, que ejerció un dominio absoluto durante todo el encuentro sobre el portal defendido por Amigó. Gozó de bastantes ocasiones de gol pero sus intentos siempre encontraron la réplica de una zaga ,la ilerdense muy ordenada y efectiva”. rezaba la crónica foránea. Escaso público en las gradas del viejo campo gualdinegro para ver como se adelantaba de penalty el Baraka (Zamora 43′) y no sería hasta el 85′ cuando empataría el cuadro catalan para remontar por medio de García Juarez en el 90′.

Con esa y otras dos más el Barakaldo entra en barrena. No puntúa desde el derby de ezkerraldea del 18 de Marzo y acumula 6 partido perdidos de forma consecutiva entrando de nuevo en puestos de descenso a falta de 4 jornadas.

Gana al colista Racing de Ferrol en casa y en Figueres el Baraka peleo un 3-0 en contra para el minuto 1 de la segunda parte con un rápido gol de Zamora a los 5′ y un certero contragolpe culminado por Eguiguren el el 24. Más de 15 minutos de acoso gualdinegro para el heroico empate que no llegó. Quedaban 2 partidos y 4 equipos para un puesto de descenso puesto que los otros dos parecían adjudicados para la S.D. Huesca y Racing de Ferrol.

Al Arosa le bastaba con un punto. Al Avilés Industrial con dos. Y eran Baracaldo C.F. y la S.D. Erandio, que estaban empatados a puntos y gol adveradge los que prácticamente se jugaban todo. El Baraka gana en casa, el Avilés pierde en su campo y el Erandio empata en Iruña. Un punto por encima del descenso a falta de una jornada….pero en Mendizorroza.

El Deportivo Alavés, como era de preveer, se jugaba el ascenso (cosa que no llegó) y necesitaba el triunfo. Así, o machada en el campo de uno de los eternos adversarios o esperar que pincharan los rivales. Bueno, por resumir un poco el galimatías de probabilidades Pitágoras aseveraba que el empate valía en un tanto por ciento elevadísimo. No se dió. 3-1 para los babazorros. El Erandio vence. El Barakaldo desciende con 28 puntos, uno menos que los rivales.

1984. El fin de una era. Descenso a la Cuarta categoría por primera vez en 67 años de historia. Las hazañas gualdinegras empezaban a sonar lejanas. La Tercera División espera a viejos y nuevos seguidores fabriles que durante los siguientes cuatro largos años no viajarían más allá de Santoña para ver a su Barakaldo disputar un partido. 1988. Esa es otra historia para contar…

Alavés Barakaldo CF 1984
Último partido del Barakaldo en Segunda B. No regresaría hasta 1988.

TAFFY para HISTÓRICO BARAKALDO C.F.

Cosecha 2017. El fútbol.

100 Fiebres

Este 2018 entrante el Athletic Club de Bilbao cumplirá 120 años. Es decir, hace dos décadas, el insigne equipo rojiblanco celebró su centenario. Este 2018 entrante yo cumpliré 40 palos. Es decir, cuando el Athletic celebró sus 100 años yo tenía 20. Cuando yo tenía 20 años, es decir, hace casi 20, mi mirada estaba puesta 19 años más adelante, o sea, en 2017. Cuando el Athletic celebraba su centenario supongo, que no me acuerdo bien, los actos para dicha onomástica se sucederían en toda la provincia: homenajes, charlas, logos, partidos especiales, etcétera… y yo elucubrando cómo sería el 2017, el año en el que mi equipo, el Barakaldo CF, celebrase los 100 años. Ese año acaba mañana y lo que sí es cierto es que el centenario del Baraka ha sido especial pero, desgraciadamente, no de la forma que uno hubiera esperado.

Y eso que la cosa empezó bien…

Ver la entrada original 1.420 palabras más

LALO

lalo históricobarakaldocf.comGonzalo Gastañaga Montaner, conocido futbolísticamente como LALO (Barakaldo 22 de Marzo de 1946) fue un extremo que hizo diabluras por la banda de Lasesarre durante 8 temporadas (1967-1974).
Llegó al Club con 21  años coincidiendo con el 50 aniversario de la entidad (1917-1967) y rápidamente se hizo un hueco en el once titular disputando ese mismo año de su debut la promoción de ascenso a Segunda frente a la U.D. Salamanca como ya relatamos en nuestro artículo La promoción del 68.

1967 historico barakaldo cf
Club Baracaldo A.H. (1967-68) Cedrún, Estalayo, Zamarripa, Méndez, Nando y Oleaga (de pie). Lalo, Casas, Goyenechea, Polo y Humberto. (Barakaldo C.F. 75 años de fútbol 1917-1992 . Carlos Ibañez)

Fue el comienzo de una de las largas peleas por el ascenso a Segunda. No en vano Lalo fue protagonista de aquellas otras 4 campañas en Tercera junto con el gran Carmelo Cedrún que se hizo cargo del banquillo fabril en 1970 sustituyendo a otra leyenda gualdinegra como era Angel calvo. Compañeros de delantera de esos primeros años fueron Goyenechea y Polo.
lalo barakaldo cf También sería testigo de como el Club, lastrado por su situación ecónomica finiquitó su hipoteca vendiendo los locales sociales de la entidad. Lalo convivió con un importante tiempo de cambio cuando se dejaron de utilizar las siglas A.H. tanto en el escudo como en las camisetas para posteriormente en 1971 pasar a denominarse simplemente Club Baracaldo.
Lalo era un delantero habilidoso de banda izquierda, de fácil regate  y con el 11 a la espalda. Ídolo de una generación y uno de los jugadores mas recordados por la afición.
Otros delanteros como Uriona, Urruchurtu y Larreina completarían una temible delantera que haría historia muy pronto en el Barakaldo.

lalo historico barakaldo cf
Lalo regateando en banda izquierda frente al Sevilla C.F. 1972/73

El barro de Lasesarre vio como Lalo rodeado de un imponente ataque y un plantel mítico lograría por fín el ansiado y muy celebrado campeonato del 72 como recordamos en nuestro 18.000 hinchas para un ascenso.
3 temporadas en Segunda División (1972/75) con nuevos compañeros de vanguardia como Dani y Otaolea y altísima participación en las dos primeras bajo los mando desde el banquillo de Eusebio Ríos para coronar la impecable trayectoria de Lalo en el Barakaldo.
Todavía es hoy recordado e incluido por derecho propio en alguno de los onces históricos siendo en sí mismo una leyenda del Barakaldo C.F.

gol de lalo historico barakaldo cf
Gol de Lalo en Lasesarre frente al Burgos C.F. 1973/74

 

BARACALDO C.F. – CULTURAL Y DEPORTIVA LEONESA 1974/75

Así reflejaban las páginas de La Gaceta del norte el encuentro entre dos clásicos del fútbol del norte como eran y son el Baracaldo C.F. y la Cultural y D. Leonesa disputado un 22 de Diciembre de 1974.
Último envite en Lasesarre de aquel año que sería el de la despedida del Baraka de Segunda donde militó desde su retorno en 1972 y donde volvería tras el ascenso del 77.

Baracaldo Cultural Leonesa 1974 historicobarakaldocf.png
La hemeroteca de la Gaceta del Norte